Poemas fundamentales de Nicanor Parra

Hace dos años falleció el antipoeta chileno Nicanor Parra, quien fue reconocido por la línea vanguardista de su poesía en la que se destacó una crítica marcada a los poderes políticos y clericales. A continuación presentamos algunos de sus poemas:

Nicanor Parra, uno de los poetas que más ha influenciado la literatura hispanoamericana, nació el 5 de septiembre de 1914 y murió el 23 de enero de 2018 en Chile. Archivo particular

LA POESÍA MORIRÁ 

LA

POESÍA

MORIRÁ

SI NO

SE LA

OFENDE



hay

que poseerla

y humillarla en público



después se verá

lo que se hace

***

 

Manifiesto

Señoras y señores

Ésta es nuestra última palabra.

—Nuestra primera y última palabra—

Los poetas bajaron del Olimpo.



Para nuestros mayores

La poesía fue un objeto de lujo

Pero para nosotros

Es un artículo de primera necesidad:

No podemos vivir sin poesía.



A diferencia de nuestros mayores

—Y esto lo digo con todo respeto—

Nosotros sostenemos

Que el poeta no es un alquimista

El poeta es un hombre como todos

Un albañil que construye su muro:

Un constructor de puertas y ventanas.



Nosotros conversamos

En el lenguaje de todos los días

No creemos en signos cabalísticos.



Además una cosa:

El poeta está ahí

Para que el árbol no crezca torcido.



Éste es nuestro mensaje.

Nosotros denunciamos al poeta demiurgo

Al poeta Barata

Al poeta Ratón de Biblioteca.

Todos estos señores

—Y esto lo digo con mucho respeto—

Deben ser procesados y juzgados

Por construir castillos en el aire

Por malgastar el espacio y el tiempo

Redactando sonetos a la luna

Por agrupar palabras al azar

A la última moda de París.

Para nosotros no:

El pensamiento no nace en la boca

Nace en el corazón del corazón.



Nosotros repudiamos

La poesía de gafas obscuras

La poesía de capa y espada

La poesía de sombrero alón.

Propiciamos en cambio

La poesía a ojo desnudo

La poesía a pecho descubierto

La poesía a cabeza desnuda.



No creemos en ninfas ni tritones.

La poesía tiene que ser esto:

Una muchacha rodeada de espigas

O no ser absolutamente nada.



Ahora bien, en el plano político

Ellos, nuestros abuelos inmediatos,

¡Nuestros buenos abuelos inmediatos!

Se refractaron y se dispersaron

Al pasar por el prisma de cristal.

Unos pocos se hicieron comunistas.

Yo no sé si lo fueron realmente.

Supongamos que fueron comunistas,

Lo que sé es una cosa:

Que no fueron poetas populares,

Fueron unos reverendos poetas burgueses.



Hay que decir las cosas como son:

Sólo uno que otro

Supo llegar al corazón del pueblo.

Cada vez que pudieron

Se declararon de palabra y de hecho

Contra la poesía dirigida

Contra la poesía del presente

Contra la poesía proletaria.



Aceptemos que fueron comunistas

Pero la poesía fue un desastre

Surrealismo de segunda mano

Decadentismo de tercera mano,

Tablas viejas devueltas por el mar.

Poesía adjetiva

Poesía nasal y gutural

Poesía arbitraria

Poesía copiada de los libros

Poesía basada

En la revolución de la palabra

En circunstancias de que debe fundarse

En la revolución de las ideas.

Poesía de círculo vicioso

Para media docena de elegidos:

«Libertad absoluta de expresión».



Hoy nos hacemos cruces preguntando

Para qué escribirían esas cosas

¿Para asustar al pequeño burgués?

¡Tiempo perdido miserablemente!

El pequeño burgués no reacciona

Sino cuando se trata del estómago.



¡Qué lo van a asustar con poesías!



La situación es ésta:

Mientras ellos estaban

Por una poesía del crepúsculo

Por una poesía de la noche

Nosotros propugnamos

La poesía del amanecer.

Éste es nuestro mensaje,

Los resplandores de la poesía

Deben llegar a todos por igual

La poesía alcanza para todos.



Nada más, compañeros

Nosotros condenamos

—Y esto sí que lo digo con respeto—

La poesía de pequeño dios

La poesía de vaca sagrada

La poesía de toro furioso.



Contra la poesía de las nubes

Nosotros oponemos

La poesía de la tierra firme

—Cabeza fría, corazón caliente

Somos tierrafirmistas decididos—

Contra la poesía de café

La poesía de la naturaleza

Contra la poesía de salón

La poesía de la plaza pública

La poesía de protesta social.



Los poetas bajaron del Olimpo.

***

 

Test

Qué es un antipoeta:

Un comerciante en urnas y ataúdes?

Un sacerdote que no cree en nada?

Un general que duda de sí mismo?

Un vagabundo que se ríe de todo

Hasta de la vejez y de la muerte?

Un interlocutor de mal carácter?

Un bailarín al borde del abismo?

Un narciso que ama a todo el mundo?

Un bromista sangriento

Deliberadamente miserable

Un poeta que duerme en una silla?

Un alquimista de los tiempos modernos?

Un revolucionario de bolsillo?

Un pequeño burgués?

Un charlatán?

un dios?

un inocente?

Un aldeano de Santiago de Chile?

Subraye la frase que considere correcta.



Qué es la antipoesía:

Un temporal en una taza de té?

Una mancha de nieve en una roca?

Un azafate lleno de excrementos humanos

Como lo cree el padre Salvatierra?

Un espejo que dice la verdad?

Un bofetón al rostro

Del Presidente de la Sociedad de Escritores?

(Dios lo tenga en su santo reino) 

Una advertencia a los poetas jóvenes?

Un ataúd a chorro?

Un ataúd a fuerza centrífuga?

Un ataúd a gas de parafina?

Una capilla ardiente sin difunto?



Marque con una cruz

La definición que considere correcta.

***

Viva la Cordillera de los Andes

Tengo unas ganas locas de gritar

Viva la Cordillera de los Andes

Muera la Cordillera de la Costa.

La razón ni siquiera la sospecho



Pero no puedo más:

¡Viva la Cordillera de los Andes!

¡Muera la Cordillera de la Costa!



Hace cuarenta años

Que quería romper el horizonte,

Ir más allá de mis propias narices,

Pero no me atrevía.

Ahora no señores

Se terminaron las contemplaciones:

¡Viva la Cordillera de los Andes!

¡Muera la Cordillera de la Costa!



¿Oyeron lo que dije?

¡Se terminaron las contemplaciones!

¡Viva la Cordillera de los Andes!

¡Muera la Cordillera de la Costa!



Claro que no respondo

Si se me cortan las cuerdas vocales

(En un caso como éste

Es bastante probable que se corten)

Bueno, si se me cortan

Quiere decir que no tengo remedio

Que se perdió la última esperanza.



Yo soy un mercader

Indiferente a las puestas de sol

Un profesor de pantalones verdes

Que se deshace en gotas de rocío

Un pequeño burgués es lo que soy

¡Qué me importan a mí los arreboles!

Sin embargo me subo a los balcones

Para gritar a todo lo que doy

¡Viva la Cordillera de los Andes!

¡¡Muera la Cordillera de la Costa!!



Perdonadme si pierdo la razón

En el jardín de la naturaleza

Pero debo gritar hasta morir

¡¡Viva la Cordillera de los Andes!!

¡¡¡Muera la Cordillera de la Costa!!!

***

La poesía terminó conmigo

Yo no digo que ponga fin a nada

No me hago ilusiones al respecto

Yo quería seguir poetizando

Pero se terminó la inspiración.

La poesía se ha portado bien

Yo me he portado horriblemente mal.



Qué gano con decir

Yo me he portado bien

La poesía se ha portado mal

Cuando saben que yo soy el culpable.

¡Está bien que me pase por imbécil!



La poesía se ha portado bien

Yo me he portado horriblemente mal

La poesía terminó conmigo.

 

 

735014

2020-01-23T16:51:34-05:00

article

2020-01-23T16:56:33-05:00

cbuiles_250623

none

Nicanor Parra

Cultura

Poemas fundamentales de Nicanor Parra

37

8964

9001