Popular de lujo sigue

Damas y caballeros, este personaje que ustedes ven en la imagen no es nada más y nada menos que William Gutiérrez Peñaloza (Calamar, Bolívar, 1959), un pintor que está dando los últimos retoques al motivo central de un picó.

Autorretrato de William Gutiérrez Peñaloza. Pintura comisionada al artista por Popular de Lujo.

Por si ustedes no lo saben “se les llama picós a gigantes equipos de sonido construidos artesanalmente en los barrios populares del Caribe colombiano alrededor de los cuales se arman fiestas”, según cuenta Popular de Lujo, el colectivo que comisionó esta pintura —óigase bien— para apoyar y dar a conocer el trabajo de creadores gráficos populares.

También dicen los mismísimos populares que “en el autorretrato William aparece pintando dos personajes que recuerdan vagamente cómics y películas del estilo de Conan el bárbaro”. Están ustedes, señoras y señores, frente al motivo original de un picó llamado El Baby de Oro.

“Los picós suelen decorarse con motivos reciclados de la cultura popular que evocan poderío y supremacía. Los dos curiosos con expresión de asombro que se aprecian en la imagen no son una exageración, pues con el paso de los años Gutiérrez se ha convertido en una reconocida figura local y su patio de trabajo en un lugar de peregrinaje para todo amante de la cultura picotera”.

En esta edición, Imaginarios hace un merecido homenaje a Popular de Lujo, un colectivo conformado por los diseñadores Juan Esteban Duque, Roxana Martínez y Esteban Ucrós, quienes durante la última década se han encargado de documentar la gráfica popular urbana. Su proyecto recupera y promueve la cultura visual de este olvidado espacio de creación a través de investigación, trabajo de campo, exposiciones, producción de textos y conferencias. Conocieron a William Gutiérrez en 2012 y desde entonces, como con otros artistas de este tipo, han desarollado varios talleres y actividades dentro y fuera del país. De lujo.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Renato Russo y Cazuza, rebeldes con causa

Lorca vuelve a ser un autor contemporáneo