Escritor puertorriqueño lo recibirá en Medellín el 12 de septiembre

Premio León de Greiff al Mérito Literario para Edgardo Rodríguez Juliá

Dijo que es un honor recibir el galardón en memoria de uno de los grandes poetas colombianos y latinoamericanos. El jurado destacó que "en su obra están todas las señas de identidad caribe".

Edgardo Rodríguez Juliá es un ensayista y novelista puertorriqueño de 72 años de edad y es miembro de la Real Academia Española. / Cortesía Eafit

"Para mí es un gran honor. A León de Greiff, su poesía, la conozco por antologías. Pienso—y quizás esto sea un atrevimiento—que el premio deberá continuar premiando trayectorias literarias de mérito que no hayan recibido gran reconocimiento, o no hayan alcanzado fama o gran difusión editorial", fue la reacción del escritor puertorriqueño Edgardo Rodríguez Juliá luego de que el jurado del Premio León de Greiff al Mérito Literario lo anunciara ayer en Medellín como en ganador de la versión 2019, durante la presentación oficial de la Fiesta del Libro y la Cultura de este año.

"Ya me imagino a Don León, excéntrico, cultivando una vocación algo solitaria e incomprendida; aunque tertuliero, siempre renuente a la novelería literaria, moderno y a la vez inclinado a lo clásico, sin la ambición de la fama, paseándose por su Medellín a fuerza de genio y figura, su boina y boquilla incitando cierta irritación provinciana. Ya lo visualizo, como Forster a Cavafis, en cierto ángulo oblicuo respecto del Universo. Generoso con García Márquez, este respetuoso con el viejo… Así me lo imagino.  Me siento contento y honrado; Don León me resulta un espíritu afín", dijo, según declaraciones citadas por la Agencia de noticias de la Universidad Eafit. (Lea una crónica de Rodíguez Juliá sobre el huracán María).

Precisamente, el galardón se concede por cuarta ocasión gracias a EAFIT, la Fiesta del Libro y la Cultura de la Secretaría de Cultura Ciudadana de Medellín, Grupo Argos, Celsia y Argos. En los años pares se concede a un poeta y en los impares a un narrador (cuentista o novelista). En 2016 el ganador fue Juan Calzadilla, en 2017 Luisa Valenzuela y en 2018 Elkin Restrepo. (Lea sobre el premio del año pasado)

La natación, el béisbol, la gastronomía criolla como señas de identidad de Puerto Rico y el Caribe hispanohablante son algunos de los temas que aborda Edgardo Rodríguez Juliá (Puerto Rico, 1946). Ha publicado siete novelas, un libro de relatos y catorce libros de crónicas y ensayos. Su primera novela es La renuncia del héroe Baltasar (1974) y, más recientemente, ha escrito obras como Elogio de la fonda (2000), Caribeños (2002), Mapa de una pasión literaria (2003), Mujer con sombrero panamá (2004), San Juan, ciudad soñada (2005), y la colección de ensayos y crónicas titulada Musarañas de domingo (2004).

El jurado, presidido en esta oportunidad por el escritor nicaragüense Sergio Ramírez Mercado, explicó que Edgardo Rodríguez Juliá “ha escrito magníficas novelas policiales y un no menos exquisito periodismo narrativo. En su obra están todas las señas de identidad caribe. Se ocupa de fenómenos tan interesantes y disímiles como el deporte (béisbol, natación), la comida (las fondas de Puerto Rico) y la política (perfiles inolvidables como Fidel Castro y el de Luis Muñoz Marín)”.

Mario Jursich Durán, también jurado, opinó que la obra de Rodríguez pone en plano presente “el lugar que ocupa Puerto Rico dentro de la cultura hispanoamericana porque se habla español, la mayoría de la gente se identifica con la cultura caribeña de lengua española, pero al mismo tiempo por su historia política el país tiene muchos nexos con Estados Unidos. Puerto Rico es lo que se llama un estado asociado, entonces ese cruce de fronteras se nota muy bien en la obra de nuestro ganador. Me interesa mucho el fenómeno de la emigración a Estados Unidos tal como él lo cuenta y todo lo que ha incidido en la historia de la isla y, por el otro lado, está todo el legado cultural digamos caribeño hispanoamericano”.

Rodríguez Juliá añadió: "Mi obra está inspirada, principalmente, en las transformaciones sociales y políticas que ha visto mi país, Puerto Rico, a partir del segundo lustro de los años cuarenta del siglo pasado. Cruzando oblicuamente—y quizás aquí reside su originalidad mayor— está mi propia biografía, es decir, mi obra es testimonio de los tiempos que me han tocado vivir y memorial de mi propia vida. Esto se evidencia así en mis novelas, crónicas, y hasta en mis ensayos. También me ha provocado escribir sobre figuras históricas de las Antillas y la cuenca caribeña, siempre vistas desde esa particular tristeza que produce la marginalidad, la añoranza de mundos más centrales, como el europeo".

"La novela y el cuento son ambiciones de toda mi vida. Empecé escribiendo novelas de gran aliento sobre un siglo XVIII puertorriqueño mítico, escritas en un castellano añejado que evocaría las crónicas de Indias. Estas novelas fundacionales las abandoné a los treinta años y entonces descubrí las crónicas de actualidad como una manera de afinar mi oído a mis tiempos y sus voces. Hacia la medianía de edad escribí novelas y relatos que podría considerar “hiperrealistas”, luego escribí una trilogía de novelas policiales y actualmente he vuelto a cultivar la novela en su versión corta y el cuento o relato largo", comentó.

El reconocimiento será entregado el próximo 12 de septiembre en desarrollo de la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín.

877237

2019-08-22T07:53:02-05:00

article

2019-08-22T07:54:20-05:00

npadilla_1133

none

Redacción El Espectador

Cultura

Premio León de Greiff al Mérito Literario para Edgardo Rodríguez Juliá

74

5625

5699