Arte y ciencia

El rostro de Rafael es reconstruido en tercera dimensión

Noticias destacadas de Cultura

Una investigación del Centro de Antropología Molecular para el estudio del ADN del departamento de Biología de la Universidad de Roma Tor Vergata, en colaboración con la Fundación Vigamus y la Academia Rafael de Urbino, logró la reconstrucción en tercera dimensión del rostro de Rafael, pintor renacentista.

Los restos conservados en el Panteón de Roma son los del pintor renacentista Rafael y gracias a ellos se ha podido reconstruir por primera vez el verdadero rostro del “divino” en tres dimensiones.

Le sugerimos leer El hombre minúsculo de Andrés Mauricio Muñoz (Textos cardinales)

La investigación para la reconstrucción del rostro ha sido realizada por el Centro de Antropología Molecular para el estudio del ADN del departamento de Biología de la Universidad de Roma Tor Vergata, en colaboración con la Fundación Vigamus y la Academia Rafael de Urbino. Un resultado que, según explican en un comunicado, “abre el camino a posibles estudios moleculares sobre otros restos esqueléticos, destinados a validar la identidad del artista y determinar algunas características”. El trabajo científico completo de la reconstrucción facial 3D, del que el también pintor Giorgo Vasari bautizó como un “Dios Mortal”, se publicará en la revista Nature.

Después de 500 años de la muerte de Rafael, se tendrá una nueva imagen algo diferente a la que se tiene del pintor con su conocido autorretrato de juventud. Un Rafael en su madurez, a sus 37 años, la edad en la que murió repentinamente, se cree que de neumonía.

Para la reconstrucción tridimensional computerizada del rostro de Rafael se utilizó un molde de yeso del cráneo realizado por el escultor Camillo Torrenti en 1833, con motivo de la exhumación del artista y ahora en exhibición en el Museo dedicado al pintor en Urbino.

Si le interesa leer más de Cultura, le sugerimos: Mario Vargas Llosa entrevista a Jorge Luis Borges

Según estos investigadores, con la reconstrucción en 3D se pone fin a las dudas sobre la identidad de los restos conservados en el Panteón. “La reconstrucción facial representa una técnica interdisciplinar capaz de recrear, basándose exclusivamente en la morfología del cráneo, el rostro de una persona en el momento de su muerte. Este procedimiento se ha utilizado ampliamente para revelar las caras de restos craneales de importancia arqueológica e histórica, así como para la identificación en el campo forense “, explicó Cristina Martínez-Labarga, profesora de Antropoloca Forense en la Universidad de Tor Vergata.

“Los resultados finales son consistentes con el perfil del pintor de Urbino, mismo que ha sido transmitido por evidencia histórica y por sus obras artísticas “, comentó Mattia Falconi, profesor de Biología molecular de la universidad romana.

Olga Rickards, profesora de antropología molecular en el ateneo romano, afirmó que “esta investigación proporciona por primera vez evidencia concreta de que el esqueleto exhumado en el Panteón, en 1833, pertenece a Rafael, y allana el camino para posibles estudios moleculares sobre restos esqueléticos. Esto, con el objetivo de validar la identidad y determinar algunos caracteres del personaje relacionados con el ADN: caracteres fenotípicos (color de ojos, cabello y complexión), origen geográfico y la presencia de marcadores genéticos que predisponen a enfermedades”.

Le sugerimos leer Ilustre: la apuesta por entender el mundo contemporáneo desde la cultura

La impresión tridimensional de la obra, realizada en un busto de tamaño real y realizada por la Fundación Vigamus, será donada a la Academia Rafael y se exhibirá permanentemente en el museo Casa Natal de Rafael, en Urbino.

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

RafaelArteCiencia