Las otras vidas de los libros.

Reseña de “La noche en que Frankenstein leyó el Quijote”, de Santiago Posteguillo

Santiago Posteguillo ha hecho una pausa en la escritura de novelas históricas para dedicarse a una serie de libros que tienen como propósito acercar a los más jóvenes a la lectura de los clásicos; en La noche en que Frankenstein leyó el Quijote (2012), el autor español se da a la tarea de dilucidar aquellos detalles poco conocidos que se han ido tejiendo a lo largo de la historia de la literatura. Éste es el primer libro de una trilogía que continúa con los títulos La sangre de los libros (2014) y El séptimo círculo del infierno (2017).

Archivo particular

¿A quién le debemos el orden alfabético en nuestras bibliotecas? ¿Qué personaje de la ficción literaria superó a su creador, aún después de la muerte? ¿Escribió Shakespeare, realmente, todas sus obras? ¿Recurrió Alejandro Dumas (padre) a un ayudante para escribir sus grandes novelas? ¿Qué genio de la literatura universal logró escribir una obra maestra en veintiséis días? ¿No se han conocido todos los textos de Franz Kafka? ¿Los escritores que escriben sobre asesinos, alguna vez han matado a alguien? ¿Quién es Alice Newton? Las respuestas a éstas y otras preguntas se encuentran al interior de este libro, una colección de lo más didáctica acerca de los misterios y curiosidades alrededor de la literatura.

Es un texto dirigido a los lectores curiosos y a aquellos que han querido iniciarse en la lectura de los clásicos, pero que al encontrarlos sumamente distantes y complejos, han preferido dejarlos de lado. “Me gustaría que quien leyera este libro sintiera la necesidad de leer otros”, comenta el autor, quien estuvo de visita en Bogotá, durante el mes de agosto. “Siempre tengo miedo de que la gente se olvide de los clásicos”. Por esta razón, Posteguillo ha decidido acoplar estas anécdotas y detalles misteriosos de la vida de los escritores para que la curiosidad y el interés vuelvan a florecer. “Llevo muchos años impartiendo clases de literatura y descubrí hace tiempo que lo curioso, lo anecdótico o lo misterioso de la vida de los escritores y escritoras de todos los tiempos atrae a los estudiantes hacia sus obras, que es lo esencial: que lean sus obras”.

Además de las anécdotas y los relatos misteriosos, en La noche en que Frankenstein leyó el Quijote, para dar rienda suelta a la vida secreta de los libros, se hallan las ilustraciones de Joan Miquel Bennasar y Josep Torres, que facilitan la lectura de lo que Santiago Posteguillo ha logrado configurar como una herramienta fascinante para hacer que los lectores sigan siendo lectores y se interesen por descubrir aquello que se encuentra oculto detrás de las vidas de los libros (porque los libros tienen otras vidas).

 

últimas noticias

El laberinto de una generación sin nombre

Santos

Philip Roth, misógino por desvirtuación