Santa Marta prepara conmemoración del 184 aniversario de la muerte de Simón Bolívar

Un conversatorio y una exposición hacen parte de la programación cultural y gratuita.

Archivo

Este miércoles 17 de diciembre se conmemora el 184 aniversario de la muerte de Simón Bolívar, por lo que la Hacienda San Pedro Alejandrino presenta una programación especial que incluye el conversatorio "Padre nuestro Bolívar que estás en Santa Marta" a cargo del historiador Antonio Cacua Prada y la inauguración de la exhibición "La memoria del migrante" del artista samario Carlos Chacín.

El programa es gratuito, pues Santa Marta, ciudad en la que pasó sus últimos días en Libertador, y la Fundación Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo Quinta de San Pedro Alejandrino, se empeñan por mantener vivo el legado de Simón Bolívar.

El conversatorio, explica Antonio Cacua Prada, es una charla sobre cada uno de los momentos vividos por el Libertador durante su estancia en Santa Marta. El historiador compartirá detalles e instantes que quedaron grabados en la historia, como la traída del Viatico de la aldea de Mamatoco, la ceremonia de la Sagrada Comunión del Libertador, la lectura de la Última Proclama y del testamento, suscritos por Simón Bolívar.

El Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo, consciente de su calidad de custodio del patrimonio inmaterial del país; considera pertinente el actual momento histórico y político, visibilizar las obras de aquellos artistas cuyas investigaciones profundizan la compleja trama del conflicto.

Por su parte, la exposición de "La memoria del migrante" de Carlos Chacín, que se exhibirá hasta el próximo 16 de febrero de 2015, está constituida por esculturas y dibujos de la serie "Ni pesca ni milagro"; esta intervención in situ genera un dibujo escultórico en el espacio del Altar de la Patria y la Plaza de las Banderas que inserta en el contexto simbólico de estos monumentos, claras alegorías al pasado violento de nuestro continente.

"Su obra recuerda la realidad del secuestro, de la coerción física e ideológica generada por el antagonismo; pero no lo hace con dureza, se balancea entre la aspereza del material y la delicadez de la imagen. Hace malabarismos desde el alambre de púas, a la camiseta sembrada con pasto; con ese mismo pasto verde y vivo que recuerda que a pesar de la barbarie continuamos aquí", sostiene los responsables del Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo.

"Navega entre la tristeza de reconocer un terrible problema social, y la nostalgia de un horizonte incierto que está en nuestras manos crear. Y termina sembrando un jardín; que aunque cercado por las dificultades, continúa irradiando belleza", agregan.

 

últimas noticias

Fidel Castro el día de su cumpleaños 70

Una botella en la maleta