La serie web que relata la difícil situación fronteriza que se vive en Cúcuta

En "Frontera City" se encuentran historias de sicariatos, ilegalidad, contrabando, bandas criminales, microtráfico y reclutamiento de menores. El programa fue creado por un grupo de jóvenes, encabezado por el cineasta y periodista Juan Diego Aguirre.

La violencia en el foco del arte. / Cortesía

La frontera ubicada entre Cúcuta y San Antonio de Táchira logró obtener la atención de los principales medios de comunicación, luego de la decisión tomada por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, de cerrar el paso entre los dos países el 19 de agosto de 2015. Fue el primer momento en que los colombianos se dieron cuenta de la terrible situación en que se encuentra esa zona, en donde la guerra y la pobreza prevalecen.

Entre sicariatos, ilegalidad, contrabando, bandas criminales, microtráfico y reclutamiento de menores se desarrolla ‘Frontera City’, una serie web que se puede ver en Youtube. Estas temáticas fue las que decidió escoger Juan Diego Aguirre porque según él son muy pocos quienes se atreven a denunciar la ilegalidad. “También tocamos temas tabú, como se ve reflejado en el primer capítulo cuando una mujer besa a un menor de edad”, asegura el venezolano radicado en Colombia hace más de diez años.

A través del largo viaje que debe recorrer Daniel, un pimpinero cucuteño, en busca de venganza por la muerte de su esposa, luego de que los acusaran de robar un cargamento de gasolina, se van contando las difíciles problemáticas. En este recorrido se da cuenta que no es el único al que le ha pasado eso y por tal razón decide hacer justicia por su cuenta, enfrentándose a las bandas criminales encargadas de controlar el tráfico de gasolina en el lugar.

‘Frontera City’ trata de usar un poco de ficción para plasmar la realidad. La mayoría de sus protagonistas han sido víctimas directas de estas problemáticas y hacen parte de la Fundación El Camino. “Están en proceso de rehabilitación y resocialización. Algunos han estado en el mundo de la drogadicción, han vivido en la calle, son drogodependientes o hacen parte de grupos al margen de la ley”, declara Martín Manzano, director de la Fundación.

También cuenta con actores que han sido deportados y conocen a profundidad el tema de la trocha y el río. “A algunas personas les toca pasarse por ahí y deben pagarle a los paramilitares para que estos le den el dinero a la guardia venezolana”, comenta Aguirre. Sin embargo, también hay actores que están en proceso de formación.

Algunas escenas llegan a ser tan reales que la misma comunidad cree que realmente está pasando. Por esta razón es que siempre deben comentarle a la policía del sector donde van a grabar. “Una vez se me olvidó avisarles y estábamos filmando en el barrio La Cabrera, Cúcuta, llegó la policía y nos capturó a todos. Nos soltaron cuando logramos comprobar que estábamos haciendo una serie”, recuerda Aguirre.

Ellos no cuentan con el apoyo de ninguna institución, ni pública ni privada, pero han logrado sacar el proyecto adelante con los ahorros de Juan Diego Aguirre, su familia, los actores y el equipo de rodaje, que sólo son cuatro personas. Eso ha sido suficiente para tener al aire en Youtube cinco episodios.

Aunque ha tenido una gran acogida en la comunidad cucuteña, los comentarios de enfado no se hacen esperar. Pues hay algunos que aseguran que sólo muestran el lado violento de la frontera alejándose un poco de la realidad, incitando a los niños a seguir esos pasos.

La apariencia de una frontera ilegal, con bandas criminales y armadas es la imagen que quiere cambiar Aguirre por medio de este proyecto, “ahora estoy mostrando otra situación, a la que las mismas personas hacen oídos sordos o que desconocen, para que el gobierno y los medios de comunicación promuevan la memoria histórica y no se repita la historia.”, concluye Aguirre. 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Howard Phillips Lovecraft: el terror como mito

El barrio que nació de la basura

La mirada de Hebe Uhart

La galaxia de “Universo Centro”