La memoria

Simone de Beauvoir

Muchos han escuchado hablar de ella por su famosísima y polémica “relación abierta” con el gran filósofo Jean-Paul Sartre, o la conocen por estar a la sombra de tal pensador; muchos otros, en cambio, por ser aquella profesora de filosofía que desafió el sistema educativo de su época, y otros por ser uno de los personajes claves para la historia del feminismo.

Archivo particular

Sin embargo, se podría decir que, ante todo, Simone de Beauvoir fue una mujer que encontró en la escritura una forma de liberación tanto de ella misma como de la sociedad patriarcal a la que pertenecía, convencida de que cada palabra que ponía en un papel era una lucha, un paso hacia la libertad. Nació en París hace 110 años (9 de enero de 1908). Fue la hija de una familia burguesa y fue criada con los valores tradicionales sobre lo que debía ser una mujer. Y a la mujer tradicional le pertenecían la casa, los niños, los oficios, pero nunca, la educación académica. A pesar de esto, Beauvoir se rebeló contra tales imposiciones y sin la aprobación de sus padres estudió filosofía. De ahí en adelante escribiría novelas y textos filosóficos desde sus propias experiencias y encontraría una nueva identidad de lo que significa ser mujer. Desde sus textos se construiría a sí misma como mujer y encontraría su propia libertad, pero también, sus palabras llevarían a sus lectoras a liberarse de unas ideas sobre la femineidad de una sociedad que por esta razón las subyugaba. Todavía hoy, Simone de Beauvoir es el ejemplo de lo que debería ser una verdadera lucha para encontrar la equidad, una lucha desde la palabra basada en un estudio minucioso que le permitió comprender a la mujer.

***

"No pienso que haya diferencia entre vivir la vida como escritor o como escritora. Pero se está lejos de admitir que una escritora es ante todo una mujer que ha consagrado su vida a la escritura y que no ha tenido lugar para otras ocupaciones llamadas femeninas. Por ejemplo, se me ha reprochado mucho el no haber tenido hijos, mientras que nadie se lo ha reprochado a usted, aunque sea tan normal para un hombre como para una mujer tener hijos y se los pueda querer tanto siendo padre como madre. Pero el reproche ha caído sobre mí porque se piensa que una escritora es, ante todo, una mujer que se distrae escribiendo, lo que no es cierto, porque es el conjunto de una vida que está estructurada por y sobre la escritura y, por tanto, aquello implica montones de renuncias, montones de elecciones también, y éste ha sido mi caso. He vivido verdaderamente en la medida en que quería escribir".

Simone de Beauvoir

 

últimas noticias

La muerte de los animales y la banalidad del mal

Poetisa Ida Vitale gana el Premio Cervantes 2018

El reto de "Pensar el Arte"

Charly García en NatGeo