Síncopas en plena depresión momposina

La segunda edición de este encuentro musical tendrá como protagonistas a Alfredo Rodríguez, Óscar Acevedo, Tico Arnedo, Milton Salcedo y el Cuarteto de la Big Band de la Universidad de Tennessee, entre otros artistas.

Comienza hoy el II Mompox Jazz Festival, que se llevará a cabo en distintas plazas de la ciudad. / Fotos: Cortesía Mompox Jazz Festival

Mompox, la denominada Ciudad Valerosa, asumió el reto de crear su propio festival de jazz, y hasta ahora sus habitantes han defendido esta iniciativa con ahínco patrimonial. Hace un año el evento produjo sus primeras notas y la acogida fue tal que al finalizar la jornada ya se tenía la ilusión de un segundo encuentro organizado, otra vez, por la Gobernación de Bolívar, en convenio con la Institución Universitaria de Bellas Artes y Ciencias (Unibac).

El circuito del jazz en Colombia, cuyo eje en el calendario siempre ha sido el mes de septiembre, cada vez es más sólido y los artistas internacionales ya no llegan a Colombia para ofrecer un solo concierto, sino que arriban al país con la agenda copada y con la voluntad de realizar tres o cuatro presentaciones durante una semana.

El Festival de Jazz del Teatro Libre de Bogotá, el Festival de Jazz y Músicas de Medellín, Ajazzgo en Cali y Barranquijazz fueron las primeras manifestaciones de la urgencia del eco del sonido jazzístico en las ciudades colombianas. Sus hechos, en unos casos con más de dos décadas de desarrollo, han provocado reacciones en urbes menos adeptas al género de las síncopas. Popayán se ha sumado a los esfuerzos musicales desde hace algunas temporadas y Pasto, siguiendo la ruta de la región del Pacífico, no se ha quedado atrás y este año debutó con éxito en el espectro de los festivales de jazz.

Algunas de estas valerosas iniciativas se han quedado a media marcha. Sin embargo, otras hacen lo posible para surgir y diseñan estrategias para que sus pobladores puedan escuchar una mínima dosis del jazz, al cual los críticos más reconocidos han calificado como la máxima demostración de la libertad dadas sus improvisaciones.

Santa Cruz de Mompox asume la senda de la experimentación cultural exitosa con su II Mompox Jazz Festival, que se realizará el viernes 4 y el sábado 5 de octubre en varias de sus plazas religiosas y turísticas. La música, el jazz, vuelve a ser un pretexto para mostrar algunos de los más emblemáticos lugares de esta villa, que tiene el mérito de haber sido declarada Monumento Nacional en 1959 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995.

Para esta segunda aproximación al jazz del municipio rodeado por el río Magdalena se pensó en mostrar algunas de sus formas musicales, enseñar sus formatos más importantes y dar a conocer los elementos característicos del género. Una de las maneras más directas era a través de los exponentes colombianos con más renombre y, por eso, abanderando el grupo de invitados nacionales están el saxofonista y flautista Tico Arnedo y el pianista Óscar Acevedo, ambos con indiscutible trayectoria, tanto en la creación de piezas como en la docencia específica del jazz, sus sonidos y sus saberes.

Milton Salcedo, reconocido productor radicado en Estados Unidos, donde ha colaborado en la consolidación de grandes éxitos internacionales, también hace parte de la nómina del II Mompox Jazz Festival. El artista samario acaba de presentar Espíritu colombiano, su más reciente producción discográfica como pianista, en la que hace un recorrido por varias manifestaciones folclóricas del Caribe. Algunos de los temas que componen este álbum serán interpretados por Salcedo, que contará seguramente con la participación de invitados internacionales, tal y como sucedió durante su presentación en la apertura de Barranquijazz 2013.

Otros de los artistas colombianos que estarán en el encuentro musical serán la cantante Maía, ChocQuibTown, Jerau y Monsieur Periné, quienes estuvieron en la jornada pasada y quedaron impresionados con la respuesta del público asistente a su concierto y solicitaron ser invitados nuevamente para mostrar otras facetas de un repertorio que ha sido catalogado como versátil y muy internacional.

Los convocados extranjeros tienen la misión de exhibir otras formas de hacer jazz. El pianista Alfredo Rodríguez, de Cuba, es uno de los artistas consentidos del reconocido productor Quincy Jones y mostrará de qué manera se fue involucrando el género de las síncopas en las manifestaciones tradicionales de la mayor de las Antillas. El violinista Alfredo de la Fe, también nacido en Cuba y hoy convertido en un ciudadano del mundo, con su trayectoria a toda prueba dentro del jazz latino y la salsa, hará gala de su talento interpretando algunos estándares del estilo norteamericano por excelencia. El cartel se completa con el cuarteto de la Big Band de la Universidad de Tennessee, que también adelantará jornadas académicas con estudiantes de música.

El II Mompox Jazz Festival: para que vibre la música, para que se escuchen otra clase de notas en el Caribe y para, en plena depresión momposina, divertirse al ritmo de la libertad.

[email protected]

últimas noticias
contenido-exclusivo

Etiopía: la tierra que nadie pudo colonizar

Cuento: Volví a desempolvar mi camiseta