Suena el jazz patrimonial

Antonio Arnedo, Óscar Acevedo y Dejan, Stephenson and Ross Trio, de Estados Unidos, son algunos de los invitados a la primera edición de este encuentro cultural.

El saxofonista colombiano Antonio Arnedo ha explorado sonidos que vinculan aires colombianos con el jazz.  /Fotos -  Archivo particular
El saxofonista colombiano Antonio Arnedo ha explorado sonidos que vinculan aires colombianos con el jazz. /Fotos - Archivo particular

Las acciones siempre implican reacciones. El circuito del jazz en Colombia, cuyo eje en el calendario ha sido septiembre, es cada vez más sólido y los artistas internacionales ya no llegan a Colombia para presentarse en una plaza única y ajena, sino que arriban con la agenda copada y la voluntad de realizar tres o cuatro presentaciones durante una semana.

El Festival de Jazz del Teatro Libre de Bogotá, el Festival de Jazz y Músicas de Medellín, Ajazzgo y Barranquijazz fueron las acciones. Sus hechos, en algunos casos con más de dos décadas de desarrollo, han provocado reacciones en ciudades con menos tradición jazzística en Colombia. Popayán se sumó a la colectividad del género de las síncopas hace algunas temporadas y Pasto, siguiendo la ruta de la región del Pacífico, se ha encargado de reproducir su eco.

Algunas iniciativas se han quedado a media marcha. Otras, sin embargo, hacen lo posible para surgir y diseñan estrategias para que sus pobladores puedan escuchar una mínima dosis de este género musical que los críticos más reconocidos han calificado como la máxima demostración de la libertad.

Mompox, cuyo nombre completo es Santa Cruz de Mompox, en el departamento de Bolívar, entra al rango de la experimentación cultural con su Primer Festival de Jazz. La música en esta oportunidad será también un pretexto para mostrar algunos de los más emblemáticos lugares de esta villa, que tiene el mérito de haber sido declarada Monumento Nacional en 1959 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en 1995.

Para la primera aproximación del municipio al jazz se pensó en mostrar algunas de sus formas musicales, enseñar sus formatos más importantes y dar a conocer los elementos característicos del género. Una de las maneras más directas era a través de los exponentes colombianos con más renombre y por eso, abanderando el grupo de invitados nacionales, están el saxofonista Antonio Arnedo y el pianista Óscar Acevedo, ambos con indiscutible trayectoria tanto en la creación de piezas como en la docencia específica del jazz, sus sonidos y sus saberes.

Por tratarse de un evento nuevo, la Gobernación de Bolívar, que ejerce como organizadora principal del Primer Festival de Jazz de Mompox, se cuidó en detalles, como no extender la agenda, y más bien trató de concentrar las actividades en dos días (viernes 5 y sábado 6 de octubre) para que el municipio en pleno tuviera la oportunidad de conocer, aprender y asimilar las particularidades del género sincopado.

Los artistas internacionales de mayor nivel son Dejan, Stephenson and Ross Trio, un grupo de Nueva Orleans que además de interpretar sus propias creaciones, tocará algunos de los estándares del jazz. Para todos los interesados, el grupo ofrecerá charlas, talleres y clínicas (como se denominan los seminarios teóricos y prácticos en música).

El cierre tendrá un toque de fusión, porque los encargados de la clausura serán Totó La Momposina, quien expondrá su propuesta de tambores, y Juan Carlos Coronel, quien se ha movido entre el latinjazz, la salsa y la balada.

Hoy comienza a sonar el jazz en Mompox y se espera que el festival se integre al circuito para que la música también sea parte de su conservación.

Temas relacionados