Taschen, universo editorial

El Espectador presenta una serie coleccionable de la editorial alemana Taschen, famosa por sus libros de impactante diseño.

Tal vez ninguna editorial ha sido tan audaz como la alemana Taschen. Su creador, Benedikt Taschen, es un hombre inusual que vende libros inusuales, raros, divertidos y que generan adicción por ser ultraconcebidos en su diseño y su impacto. Amante de los cómics, este empresario supo construir un imperio con todo lo que los editores del elitista mundo del arte dejaban ir por el desagüe.

Allá por 1980, el joven Taschen abrió una tienda de cómics en su ciudad natal, Colonia (Alemania), cuando tenía tan sólo 18 años. Empezó a producir catálogos de sus historietas con elaborados diseños y en 1984 no pudo evitar comprar 40.000 ejemplares que sobraron de una edición de un libro sobre Magritte. Los vendió a una fracción de su precio original y descubrió que la gente se los arrebataba de las manos.

“Al principio puede parecer un alemán típico, pero es un tipo divertido, suspicaz e interesante. Siempre está rompiendo los moldes que persisten allá afuera. Creo que esa es una de las claves de su éxito. No sigue ninguna regla”, dice Jim Heinmann, uno de los editores de Taschen.

Hoy, a sus 51 años, sigue haciendo de las suyas y todo lo que toca lo convierte en oro. La Chemosphere (Quimiosfera), como se conoce su casa ubicada en las colinas de Hollywood, es una extraña estructura en forma de platillo volador que estuvo abandonada durante años. La pieza arquitectónica, diseñada por John Lauter en la década de los 60, estaba destinada a desaparecer entre las mansiones prefabricadas de las celebridades, hasta que Taschen la compró en 1997, la restauró, la valorizó y la convirtió en una obra de arte.

Haciendo las cosas a su manera, este excéntrico alemán ha creado con su editorial una de las propuestas más innovadoras y exitosas en el mercado. Sus libros abarcan cualquier especialidad relacionada con el arte, la moda, el diseño y la cultura visual. Hay series que van desde el Renacimiento hasta las más dispares tendencias del siglo XXI.

“Como mínimo tienen que mostrar algo inusual”, comenta el editor cuando habla de la naturaleza de sus productos. Por largo tiempo ha desafiado las normas de las editoriales que se rigen por un “buen gusto conservador” y ha publicado libros dedicados al erotismo.

Aunque en los últimos años se ha centrado en los trabajos de artistas vivos y jóvenes, El Espectador presenta una serie publicada por la editorial Taschen sobre importantes artistas de entre los siglos XV y XX, que estará disponible a partir del 14 de julio. Botticelli, Monet, Klimt, Leonardo Da Vinci, Velázquez, Van Gogh y Botero, son algunos de los artistas que componen los 12 tomos coleccionables. Cada libro tendrá un sumario cronológico de la vida y obra del artista, una concisa biografía y cerca de 100 imágenes con comentarios explicativos.

Temas relacionados
últimas noticias
contenido-exclusivo

Etiopía: la tierra que nadie pudo colonizar

Cuento: Volví a desempolvar mi camiseta