Un ladrón con gusto por el arte

Lo único que resulta claro hasta ahora es que, a manera de macabra celebración del 20º aniversario del Centro de Arte de Róterdam, Kunsthal, siete cuadros de artistas como Picasso y Monet desaparecieron de las paredes del museo holandés ayer en la madrugada.

Un ladrón (o ladrones, aún no se sabe) con buen gusto: Gauguin, Matisse, Freud y los ya mencionados Picasso y Monet. Todas las obras hacían parte de la colección Triton, una de las 200 colecciones privadas más importantes del mundo y que, mala suerte, se exhibía al público por primera vez en su historia.

La muestra completa del Kunsthal (un museo con 10.000 visitantes diarios, aproximadamente) se compone de más de 150 obras, que incluyen piezas de artistas como Marcel Duchamp, Yves Klein y Vincent van Gogh. La colección, propiedad de la familia holandesa Cordia, es manejada a través de la Fundación Triton.

Las autoridades, que llegaron al lugar luego de que sonaran las alarmas, aún se encuentran estudiando los videos de seguridad, aunque han asegurado que lo más probable es que se pida un rescate por las obras, ya que venderlas resultaría muy complicado.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Hablemos de Improvisación: Hay Algo

Carlos Acosta: Estrella del ballet, a su pesar