Ensayo

Un mensaje de texto y levantar una reserva

Es indignante la inequidad de los controles en este país y que los colombianos decentes no tengan ni siquiera el derecho a saber si políticos y empresarios corruptos pagan impuestos y devuelven lo robado cuando los condenan.

El senador Besaile a la salida de la indagatoria en la Corte Suprema de Justicia.Cristian Garavito

A los colombianos normales: asalariados, trabajadores independientes, empresarios etc, la DIAN nos envía todos los años un mensaje de texto recordándonos la obligación legal de presentar la declaración y pagar el impuesto sobre la renta.  Entonces, también debe enviar ese mensaje de texto a personajes como Musa Besaile, Bernardo Miguel Elias, Gustavo Moreno, Luis Ignacio Lyon, Francisco Ricaurte, Leonidas Bustos, etc. y de paso a congresistas corruptos y gerentes públicos corruptos y a todos aquellos que le han robado la plata al resto de colombianos, recordándoles la obligación legal de presentar la declaración y pagar el impuesto a la riqueza. Según el diario El Tiempo del domingo 15 de octubre, ya van 2 billones de pesos en atracos de solo este año, desde sus cargos, y 156 políticos vinculados a la mafia de la corrupción.

Parece que la Fiscalía se puso las pilas en las investigaciones, así que lo propio deben hacer la DIAN, La Procuraduría y la Contraloría; Instituciones que tienen el deber de proteger a los colombianos de estos delincuentes tan peligrosos, obligarlos a pagar los impuestos, destituirlos del sector público para siempre, hacerles devolver los recursos y meterlos a la cárcel para que no le hagan más atracos al resto de la sociedad, es parte de hacer justicia. Pero de esto, no nos enteramos los ciudadanos, no nos cuentan si devuelvan la plata más los intereses, incluidos los salarios, porque evidentemente no estaban trabajando y si pagan o no los impuestos.

La riqueza de esas joyitas, cómo mínimo, debe equivaler a lo robado más lo extorsionado sin los intereses y suponiendo que antes de robar y extorsionar eran unos vaciados. De sobra superan la base para pagar el impuesto a la riqueza, de sobra tendrían que pagar renta por comparación patrimonial y renta presuntiva mientras están en la cárcel, si es que desde allí no perciben ingresos.

El artículo 583 del Estatuto Tributario dice que las declaraciones tributarias tienen reserva y que ésta se levanta únicamente cuando sea solicitada para un proceso penal o para el control del lavado de activos a solicitud de un Juez Penal, así, a ningún ciudadano colombiano, se le puede suministrar la información tributaria de otra persona, eso dice la Ley.

En ese contexto, la información que entrega la DIAN respecto a los impuestos es estadística y despersonalizada, pero en este caso, no nos sirve así, los colombianos si nos queremos asegurar de que esos delincuentes paguen el impuesto a la riqueza y el impuesto sobre la renta bien calculado, tenemos derecho a esa información, porque se trata de los recursos públicos, lo público es público, el derecho a la información es fundamental y está en la Constitución.

La reserva debe desaparecer en casos tan aberrantes como éste, para que los mafiosos y delincuentes no se pasen de agache los impuestos y para que la DIAN se vea obligada a hacerles pagar hasta el último peso y pueda contarle al país en su momento, cuánto pagó, por ejemplo, Musa Besaile por sus 72 propiedades y cuánto pagaron cada uno de los 156 políticos vinculados a la corrupción en Colombia por concepto de impuesto a la riqueza, por renta y por IVA si fuese el caso. Es cuestión de transparencia. Que cualquier ciudadano pueda saberlo en casos como éste.

La DIAN tiene un compromiso con la ética, eso dicen en los talleres sobre el tema, promocionados en los salvapantallas de los computadores de los funcionarios en el sector público, parte de esa ética es no dejarse manosear, el mensaje de texto y la investigación a todos los corruptos, los que están en la cárcel, los que ya estaban y los que pronto estarán. Incluyan a todos los corruptos de Odebrecht, Reficar, PAE (Programa de Alimentación Escolar), POT, Recobros Fosyga, Cartel de la Chatarrización, Ecopetrol Red País, Carrusel de la Contratación y a los Magistrados de la Corte Suprema que favorecieron a los políticos corruptos y a los políticos corruptos, después de todo su hambre era para aumentar su riqueza y eso está gravado en Colombia, se llama impuesto a la riqueza.

Es indignante la inequidad de los controles en este país y que los colombianos decentes no tengan ni siquiera el derecho a saber si esos delincuentes y sus negocios, uno a uno, pagan los impuestos y devuelven todo lo robado y ver como este país se consume en la ignominia de estar cada día peor en todos partes y en todos los sentidos, en la ignominia de no hacer nada, de estar estacionados en una especie de etapa de la evolución, en la que no entendemos, que de seguir como vamos, estamos  llevados, inviables, que mientras caigan todos al barrial de la corrupción y la desidia por acción u omisión, todo estará peor.

Tiene la DIAN una tarea importante sobre renta y riqueza, recomiendo poner velas a la virgen para que prosperen los expedientes, si es que los abren. Es una prioridad y a la larga depende de su determinación. Se anticiparán las llamadas de los políticos y congresistas afectados, eso está entre sus malas mañas y además la ejercen con arrogancia, sin humildad y sin cortesía, como cualquier maleducado, llamar a donde sea cuanto están en peligro de ser tocados. Pero repito, depende de la determinación de esa Institución.

De lo contrario estamos perdidos, si no tomamos conciencia, si no nos exigimos unos a otros como sociedad, y si las instituciones se dejan manosear o no son coherentes y no cuentan con alianzas estratégicas para enfrentar esta clase de ataques que dan terror, porque profundizan la pobreza, la inseguridad y la muerte en Colombia. En lo que a mí respecta, y sé que a millones de colombianos también, estamos mamados de que las personas que de buena fe elegimos para gobernar el país, se dediquen a gobernar la desidia y la corrupción y a echar más y más basura en la vida cotidiana de la gente, nuestras vidas. No más.  

 

 

últimas noticias

Andrezzinho y Los intelectuales intransigentes

El maíz y el corazón de la casa

Interpretación de un sueño

Rubén Blades y Maestra vida