Una ciudad en movimiento

El evento, que se realizará en noviembre en la capital vallecaucana, busca exaltar la imagen de la ciudad e incentivar la creación de políticas públicas para la danza.

Compañía José Limón, Estados Unidos. / Cortesía
Compañía José Limón, Estados Unidos. / Cortesía

Cali baila, así se ha dado a conocer. Por eso será el escenario de la primera Bienal Internacional de Danza, una nueva propuesta con la que se busca posicionar a la ciudad como un referente cultural a nivel nacional e internacional. La bienal —o su idea— surge de dos procesos distintos que se desarrollaron en Cali durante muchos años: el Festival Internacional de Arte, liderado por Proartes, y el Festival de Danza Contemporánea, liderado por la Alianza Francesa y Comfandi, que se fusionaron para dar origen a un evento “que le permita a Cali tener una marca”, como afirma Fabiola Perdomo, su directora.

Primero idearon el evento. Todavía no sabían que sería de danza. Resultó ser lo más lógico, sin embargo. Cuenta Perdomo que en Colombia no había un festival de danza en el que se mostraran todos sus géneros; había un festival del bambuco, otro del joropo. Todos eran bailes así, aislados. No existía una muestra que pasara por lo folclórico, lo clásico, lo urbano y lo popular, y que llegara a lo contemporáneo. Ese es el espacio que busca llenar la Bienal mientras exalta un arte que ha tenido poco reconocimiento en el país: “Existen festivales importantes de música y de teatro y eventos como la Feria del Libro, pero no existe un evento grande de danza”, sostiene Perdomo.

Así lo dijo cuando la Bienal todavía era un proyecto. Desde ayer es real. Anoche se realizó su inauguración en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán de Bogotá, con la presentación del grupo Käfig, una compañía francesa que “juega con la delgada línea que existe entre el hip-hop y la danza contemporánea”, como explica Juan Pablo López, director artístico del evento. La presentación de Käfig resulta ser un abrebocas de lo que ocurrirá en noviembre de este año en la capital vallecaucana. Entonces se encontrarán 12 grupos internacionales y 15 nacionales, escogidos a través de una labor intensiva de curaduría cuyo objetivo era encontrar en los participantes una visión contemporánea de la danza, con énfasis en tres aspectos importantes: el folclor traducido al lenguaje contemporáneo, la interdisciplinariedad en la danza y la investigación en danzas urbanas.

Las presentaciones con venta de boletería se harán en el Teatro Municipal, el Teatro Jorge Isaacs y la Sala Beethoven, pero también habrá espectáculos gratuitos en Comfandi, en distintas universidades y en la calle, incluso. La danza saldrá a la calle, entonces, en forma de movimiento, pero también aparecerá en otras formas: habrá talleres con coreógrafos y un concurso de fotografía, para estudiantes y para amateurs, sobre la danza y el movimiento, “Así bailo yo”, se llamará. “Así bailamos todos”, dirá Cali, en la búsqueda de políticas públicas que sigan favoreciendo el arte. Políticas que le permitan seguir bailando.

[email protected]

@adrianamarinu

últimas noticias

Por el recuerdo de las viejas gambetas

Escritor fantasma

En el Pacífico todos son músicos