Una fuga filosófica

El escritor colombiano Angello Melo presenta su más reciente obra literaria, ‘La Fuga’, una narración de ficción que promete sacar de la imaginación al lector para colocarlo frente a un espejo cotidiano.

Cortesía

Los matices del ser humano lo componen cuestiones sobre su existencia, sus transformaciones constantes, elegir entre un camino y otro para tomar decisiones trascendentales. Lograr detenerse en el tiempo agitado y reflexionar sobre la manera en que va construyendo el camino se convierte en una acción poco probable; pero si se trae a colación en aspectos que rodeen el entorno, es más sencillo caer en la posibilidad de reflexionar y así volver a soñar y plantearse probabilidades alternas a la cotidianidad. Esta manera de escape, de asilamiento que se encuentra de cara con la felicidad, retumba en los sentidos, atrapando, cegando o despertando sin marcha atrás.

Si está interesado en leer más sobre Cultura, ingrese acá: La defensa del dragón: servidumbre y soledad

De repente pensar entonces en huir de lo habitual recobra vida en una historia tan fantástica como se quiere, pero reconociendo y poniendo al lector en frente de un espejo. ‘La fuga’ del escritor colombiano Angello Melo, es una obra literaria que pone al lector frente a la luz preguntándole: ¿…Y si te dijera que te quedaras?, ¿te quedarías?; ¿y si te dijera que te fueras?, ¿te irías?; ¿y si tú y yo quisiéramos diferentes cosas?, ¿qué harías…? 

Angello Melo se ha dedicado toda su vida a la escritura, primero en las artes plásticas para posteriormente dedicarse a plasmar en letras su imaginación. Actualmente también realiza traducciones y trabaja en una editorial como editor. La literatura era parte de su niñez, teniendo como gran influencia ‘El Principito’ de Antoine de Saint – Exupéry, obra que lo inspiró en sus trabajos literarios: ‘La noche de las mil lunas’ (2017), el libro de cuentos titulado ‘Adiós, adiós’ (2016) y el relato ‘Diario de amor’ (2017).

Si le interesa leer más de Cultura, ingrese acá: Carta de Yukio Mishima a Yasunari Kawabata (Extractos literarios) 

“Realmente yo trato temas de ficción, historias que tienen que ver mucho con el alma humana, con el tiempo porque el paso del tiempo me preocupa; también dentro de las historias hay una ficción y por debajo está mi filosofía, lo que pienso del mundo o lo que me preocupa. En todos mis libros siempre hay preguntas hacia el lector, hacia mí mismo y hacia los personajes”, explica Angello Melo porque su base fundamental y tal vez aquello que lo inspiró es crear una narración reflexiva, llena de cuestiones respecto a la vida.

 En su adolescencia, dueño de su propio negocio editorial, recibía un montón de libros sobre filosofía que leyó con vehemencia; su interés por la filosofía estaba involucrada en su cotidiano que posteriormente plasmó en su escritura como una especie de prosa experimental. Influenciada por grandes escritores como Álvaro Mutis, José Saramago y Fernando Savater, lograba indagarse sobre el mundo dejando en sus obras, como asegura Melo: “esas dudas para que la gente reflexione… tal vez alguien tenga la respuesta a esas preguntas y me la pueda dar”.

Sus temas recurrentes: el amor, el tiempo y la muerte, a su alrededor creaba narrativas que disfrazan sus discursos filosóficos, dejando a simple vista personajes fuera de lo común que consiguen personificar al lector por sus cualidades. Este es el caso de ‘La fuga’, con personajes que reflejan el paso del tiempo, la transformación como una metamorfosis que seca la vida mientras aparece una luz al final del camino. Una historia intensa y dramática que le agrega el tenue paso de las estaciones en la ruralidad, en lo recurrente y abrumador, poniendo entre la espada y la pared a Platón, el personaje principal y narrando así sus ganas de libertad: “(…) corriendo tras la luz, dejándose llevar por ese caudal de emociones que lo embargaba a sabiendas de que el amanecer volvería a su periplo cotidiano, a ese mundo del que deseaba escapar; al igual que los hombres, que buscan huir todo el tiempo, porque en su andar muchas veces escogen los caminos de sus vidas guiados por un presentimiento, por una alegría inusual (…)”.

Es sí que este libro trasciende dejando la imaginación para poner en bandeja de plata cuestiones acerca del papel de cada lector en el mundo. Una luz para despertar, para indagarse y quizás para encontrar respuestas, todo a partir de una historia fantástica, donde los animales cobran vida y la naturaleza responde al paso del tiempo.

[email protected]

876862

2019-08-19T17:54:55-05:00

article

2019-08-19T18:02:01-05:00

faraujo22_102

none

Sandra Fernández

Cultura

Una fuga filosófica

20

4897

4917