Lo que usted no vio de los Óscar

La edición número 88 de los premios de la Academia se destacó por sus comentarios constantes acerca del racismo, el medio ambiente y el papel de los gobiernos en los cambios climáticos que vive el planeta. A continuación, detalles de la ceremonia más importante del cine mundial.

La ceremonia de los Óscar contó con 1.500 invitados.

Preparación:
Desde el día anterior a la ceremonia, por temor a algún tipo de ataque terrorista, el Hollywood Boulevard estuvo cerrado para el tránsito de cualquier vehículo. Las únicas personas que podían pasar por el sitio eran los invitados que constataran con sus credenciales originales la invitación para el ingreso al Teatro Dolby. Todos los asistentes tuvieron que pasar por una serie de escáner y rayos x al estilo de un aeropuerto.

Escenario:
El Teatro Dolby contó con 37 plataformas adornadas con 200.000 cristales Swarovski en un escenario que había sido iluminado exactamente con 1.954 luces. Las estatuillas otorgadas a los ganadores fueron guardadas en una vitrina de vidrio y sacadas para el día de la ceremonia solo por personal especializado con guantes blancos, para que las únicas huellas que tuvieran fueran la de los ganadores.

Protesta I:
Mientras el director Spike Lee había impulsado un boicot a la ceremonia, quejándose por la falta de actores de su raza entre los 20 actores nominados de las últimas dos entregas, el conductor Chris Rock bromeó sobre el tema en TV, pero fuera de cámaras defendió a los latinos diciendo “Olvidemos si Hollywood es suficientemente negro. ¿Es Hollywood suficientemente latino? Hay que esforzarse para no contratar al menos un mexicano en esta ciudad?”. Según las últimas estadísticas, en las 100 películas más vistas del año anterior, el 73% de los actores eran de raza blanca, el 12% negros, y un 5% asiático, pero los latinos estuvieron por debajo de ellos, aunque representan en el país el 25% de las recaudaciones en cine. Lo más curioso: A Penélope Cruz y Javier Bardem no los consideran latinos y hasta los mexicanos directores Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñarritu con el Oscar sobre sus hombros evitaron contratar en los roles principales a actores latinos.

Invitada:
Demostrando que estaba en contra de la protesta de Spike Lee, Whoopi Goldberg fue la primera en llegar al Teatro Dolby, cuando ni siquiera eran todavía las tres de la tarde, pero igual destacó la falta de diversidad racial en todas las películas de Hollywood. Con la experiencia de haber presentado antes la ceremonia del Oscar, Whoopi quiso apoyar esta vez a Chris Rock, además de presentar el Óscar Humanitario de Debbie Reynolds.

Vestido I:
Ganadora en la categoría Mejor Actriz con la película Room , Brie Larson había volado especialmente desde Australia hasta Los Ángeles el 30 de Enero para buscar el vestido que usó en la gran noche del Óscar. El primero que se probó y le gustó fue uno celeste de Versace pero ya lo había lucido en otra entrega de premios y después de otro vuelo a Londres (en camino desde Vietnam) a último momento se decidió por uno azul de Gucci, pensando que era la perfecta combinación con el Óscar.

Preparación:
Rooney Mara desayunó con la famosa hermana Kate Mara (protagonista de Fantastic Four) y descansó los pies en un jacuzzi antes de vestirse para la gran noche del Óscar, donde llevó a su padre como mejor compañía, para celebrar la nominación por la película Carol donde se reencontró con la compañera Cate Blanchet nominada por la misma película, como Mejor Actriz.

Incógnito:
Sin pasar por la alfombra roja, Russell Crowe y Ryan Gosling entraron por la puerta de atrás y se quedaron esperando en un dorado Green Room, para presentar juntos el segundo premio de la noche, la Mejor Adaptación de Guion que ganó la película 'The Big Short' con los guionistas Charles Randolph y Adam McKay.

Remate:
Justo antes de ser nominado al Óscar, Sylvester Stallone había vendido en un espectacular remate todos los recuerdos de sus películas: desde la bata y shorts de Rocky, hasta el cuchillo original de Rambo. En total recaudó más de 3 millones de dólares, y aunque perdió el Oscar jamás hubiese podido rematarlo porque la Academia estipula una cláusula para todos los ganadores donde antes de poner el trofeo a la venta, tienen que darle la primera opción a la Academia, para que se los puedan comprar por diez dólares.

Orgullo latino:
El director colombiano Ciro Guera, con la película El Abrazo de la Serpiente nominada como Mejor Película Extranjera tuvo un fin de semana bastante ocupado: El viernes había tenido una recepción especial con Alejandro Gonzalez Iñarritu (recordando la época en que él había tenido su primera experiencia con el Óscar cuando habían nominado Amores Perros como Mejor Película Extranjera) y el sábado, Guera se presentó con el resto de los demás directores extranjeros en la Academia del Óscar. ¿Quién puede decirle que perdió?

Sin pareja:
Jennifer Garner fue una de las famosas presentadoras famosas de la noche (con Benicio del Toro presentaron las nominadas Mejores Películas The Revenant y Mad Max). Pero es también la primera ceremonia que Garner se presentó sin Ben Affleck, desde que anunciaron el divorcio, al día siguiente de su décimo aniversario. Mientras ella estaba en el Teatro Dolby, Ben justo estaba en frente del Boulevard Hollywood en el programa de televisión de Jimmy Kimmel que ABC transmitió después de la ceremonia.

Protesta II:
Unas horas antes de la ceremonia, Mark Ruffalo estuvo con algunos compañeros de Spotlight, en una manifestación muy parecida a la película, afuera de la Catedral de Los Angeles, donde estaban pidiendo que la Iglesia diera el nombre de un cura que abusó sexualmente de unas menores. "Todos los días aparecen historias nuevas de abusos sexuales en la Iglesia"contó Mark "y me parece bien que se sepa, para poder curar finalmente tantas heridas".

Reunión I:
El Óscar volvió a reunir a los protagonistas del superéxito de Titanic, gracias a las nominaciones como Mejor Actor y Mejor Actriz de Leonardo DiCaprio (The Revenant) y Kate Winslet (Jobs). En aquel entonces solo Kate había sido nominada al Oscar (y perdió frente a Helen Hunt por 'As Good As It Gets'). Y esta vez, solo Leo pudo festejar (Kate volvió a perder su séptima nominación frente a Alicia Vikander con "The Danish Girl").

Buen humor:
Matt Damon fue el primero en destacar el parecido de sus personajes en ‘The Martian’ con la anterior ‘Interstellar’ al señalar que “en las dos películas me tocó interpretar un astronauta estancado en otro planeta así que me aseguré el monopolio del mercado con los astronautas solitarios del espacio”, aunque adelantó que ahora mismo terminó de filmar en Las Vegas la nueva película de otro estilo de héroe solitario, con una nueva versión de Jason Bourne.

Óscar cantado:
Hasta Lady Gaga confesó que estaba nerviosa por la nominación de su canción en el documental 'Til It Happens To You' y contó que antes de la ceremonia “Tomé un buen vaso de vino, fumé un cigarrillo y… recé para ganar el Oscar”. No tuvo suerte: ganó Sam Smith con la canción 'Writing´s On The Wall' de la película de James Bond 'Spectre'.

Incógnito:
Muy pocos se dieron cuenta pero Brad Pitt bien pudo haber ganado un Oscar, porque aunque no estaba nominado como actor, él es también uno de los productores de la Mejor Película nominada ‘Big Short', tal cual como lo fue hace dos años cuando ganó ’12 Years a Slave’, en esa misma categoría.

Me gusta:
Curiosamente, varios famosos comentaron el nuevo sistema de Facebook donde además de 'Me Gusta', ahora agregaron las opciones 'Me Encanta', 'Me Divierte', 'Me Alegra', 'Me Asombra', 'Me Entristece' y 'Me Enfada'. Y antes de presentar el premio Mejor Diseño de Producción Steve Carell incluso se atrevió a señalar "Así deberíamos votar nosotros el Oscar".

Publicidad:
Solamente en la transmisión de Estados Unidos, cobraron nada menos que 2.25 millones de dólares por cada aviso comercial de 30 segundos que ni siquiera se vio en el resto del mundo. En total la cadena de TV ABC recaudó en una sola noche, 120 millones de dólares, exactamente lo mismo que costaba la colección de joyas de Harry Winston que se vieron en la alfombra roja. Peor todavía: 120 millones de dólares también es lo que recaudaron hasta ahora las películas nominadas 'Room', 'Spotlight' y 'Brooklyn', las tres juntas.

Éxito:
En la alfombra roja, Saoirse Ronan (con vestido de Calvin Klein) justificó el éxito de su nominación y la película Brooklyn porque "la gente se siente identificada con la parte de sus vidas donde todos nos apartamos de nuestros padres para seguir nuestro propio camino”.

Reunión II:
El Óscar también logró reunir a las versiones diferentes de Batman, con Christian Bale (nominado como Mejor Actor por 'The Big Short') y Michael Keaton (apoyando su ganadora Mejor Película 'Spotlight'). Pero al momento de saludarse, en vez de hablar de ellos, bromearon sobre el próximo estreno de 'Batman vs Superman' con Ben Affleck, como el nuevo batihéroe, comentando que también apareció el Batman de la TV, Adam West, en el último capítulo de la comedia ‘Big Bang Theory'. ¿George Clooney? Nada, ni siquiera lo nombraron.

Absurdo:
También en la alfombra roja (con la madre), Leonardo DiCaprio confesó que "todos estamos nerviosos en un momento así" y entre bromas dijo que le parecía absurda la noticia de Internet sobre la película 'The Revenant', donde publicaron que el oso lo había violado sexualmente en medio de la escena del ataque que lo deja medio inválido en la ficción. Lo que sí es cierto es que fue a ver al Papa Francisco al Vaticano, apenas un mes antes de la entrega del Oscar y por lo visto... le dio suerte.

Orgullo:
La Academia eligió a Sofía Vergara para presentar el Óscar a la Mejor Película Extranjera por la nominación de Colombia con la película 'El Abrazo de la Serpiente', aunque perdió frente a Hungría con 'Son of Saúl'. Sofía sorprendió todavía más cuando apareció sola, sin su marido Joe Manganiello, después de apenas tres meses de casada. Pero ella misma confirmó que "Joe no pudo venir porque está filmando seis programas de televisión y tuvo que viajar esta mañana".

Rocky:
Después de cenar la noche anterior con Steven Spielberg, Sylvester Stallone no pudo festejar el Oscar aunque celebró nada menos que 40 años desde que había ido a la primera ceremonia por la premiada primera versión de ‘Rocky’. Y también comentó entre risas “Es el estilo de película que quieren ver mis hijas porque me odian en todas las demás.”

Vestido II:
Elegir el vestido para la gran noche "es divertido y a veces muy estresante, pero es parte del proceso" dijo la nominada como Mejor Actriz por la película 'Carol', Cate Blanchett, espléndidamente vestida con un traje celeste de Armani Prive, que además presentó el premio Mejor Vestuario, que ganó la diseñadora Jenny Beavan, con la película 'Mad Max'.

Efecto Óscar:
El ganador del año pasado como Mejor Actor, Eddie Redmayne llegó con un smoking de terciopelo "porque el año pasado había llovido, pero hoy me estoy muriendo de calor", comentó antes de entrar, luciéndose con una segunda nominación por 'The Danish Girl'. Y aunque perdió frente a DiCaprio, demostró los buenos efectos del Oscar, contando que terminó de filmar otra historia de Harry Potter 'Fantastic Beasts and Where to Find Them'. El nuevo estilo de cine, llega perfecto en un momento donde el hermano tuvo un hijo el mismo día del Oscar "Apenas dos horas antes" y la esposa de Eddie, Hanna Bagshawe también está embarazada de su primer hijo. Y como bien dijo Eddie "Para ver 'The Danish Girl', mi hijo va a tener que esperar algunos años más".

Mac Óscar:
Para conseguir el rol de la mano derecha de Steve Jobs, Kate Winslet contó que ella misma había fabricado una peluca con sus propias manos, buscando un parecido físico con Joanna Hoffman. Y como el mejor honor a ‘Jobs’, en vez de usar un guion en papel, Kate lo leyó en… un iPad.

Óscar Sueco:
Alicia Vikander (que fue con los padres) fue la más sorprendida de todas las ganadoras al Óscar, porque al haber nacido en Suecia jamás imaginó que podía llegar a trabajar en una película de Hollywood. “Las películas en inglés, en general, para mi pertenecían a otro mundo” declaró ella y contó que el día del anuncio de las nominaciones estaba trabajando en Las Vegas pero “justo se desconectó mi internet y recién me enteré cuando llamó mi publicista.”

Ausente:
El cantante transexual Anohni nominado por ‘Manta Ray’ no fue a la ceremonia en forma de protesta porque los productores lo ignoraron y decidieron convocar para cantar en vivo solamente a los más famosos nominados Lady Gaga, The Weeknd y Sam Smith.

Presente:
Entre las últimas que llegaron a la alfombra roja, Julianne Moore (con traje de Chanel) todavía podía decir que era la última ganadora del OÓcar porque ella había ganado el año anterior con la película 'Still Alice'. Y esta vez le entregó el Óscar al Mejor Actor, Leonardo DiCaprio.

Lo peor:
Como la contracara del Óscar, en Hollywood también eligieron lo peor del año con el Premio de La Frambuesa de Oro: La ganadora fue ’50 Sombras de Gray’ como Peor Película, Peor Actor (Jamie Forman) y Peor Actriz (Dakota Johnson).

Cambio:
Este año, la Academia decidió entregar los premios en el mismo orden en que realizan las películas. Y es por eso que después del monólogo de Chris Rock, quince minutos antes de las seis de la tarde (hora de Los Angeles), Charlize Theron y Emily Blunt entregaron el primer Óscar al Mejor Guion Original que ganó la película 'Spotlight', gracias a los guionistas Josh Singer y Tom McCarthy.

Trivia:
Alicia Vikander ganó el Óscar como Mejor Actriz de Reparto por la película 'The Danish Girl', interpretando la historia real del apoyo incondicional de la artista Gerda Weneger en la transformación transexual del esposo dinamarqués Einar Weneger que se convirtió en mujer. Pero alguien comentó que la película no muestra el verdadero perfil gay de ella, que era también famosa por sus pinturas eróticas de... lesbianismo.

Emoción:
Más allá del clásico momento emotivo donde detrás de la música de los Beatles 'Blackbird' aparecieron las imágenes de quienes fallecieron el último año, hubo mucha más emoción cuando apareció sorpresivamente el Vice Presidente Joe Biden, para presentar a Lady Gaga con la nominada canción del documental 'Til It Happens To You' sobre las desconocidas violaciones que sufren los estudiantes de las Universidades en Estados Unidos. Y aunque ella no ganó el Oscar por esa misma canción... Todos, absolutamente todos en la sala del Teatro Dolby se pusieron de pie, cuando aparecieron los jóvenes que sufrieron muchas de esas violaciones, mostrando inscripciones en los brazos que decían frases como "No es tu culpa".

Resumen:
En la primera hora de la ceremonia, el Óscar había sido bien repartido entre las películas 'Spotlight', 'The Big Short', 'Mad Max' y hasta 'The Danish Girl', antes de ver que 'Mad Max' empezó a aparecer con el segundo y tercer Óscar en las categorías Mejor Diseño de Producción y Mejor Maquillaje. Recién después de las 6.30PM entregaron el primer Óscar a la película 'The Revenant' como Mejor Cinematografía. Pero 'Mad Max' volvió a tomar la delantera con el cuarto, quinto y sexto Óscar por Mejor Edición, Mejor Edición de Sonido y Mejor Mezclado de Sonido. Las sorpresas siguieron apareciendo, cuando como Mejor Actor de Reparto ganó el menos conocido de la categoría Mark Rylance, por la película de Steven Spielberg 'Bridge of Spies. Y los premios siguieron repartiéndose, con Mejor Música para la película de Quentin Tarantino 'The Hateful Eight' y hasta Mejor Canción para el Agente 007 de 'Spectrum'. Pero cuando ya se había cumplido el horario programado de las 8.30PM, todavía faltaban las últimas cuatro categorías más importantes. Al momento de subir al escenario el director JJ Abrams, el sobre dorado ya tenía el nombre del Mejor Director. Los aplausos podían escucharse detrás de las escenas de Mad Max, pero el verdadero ganador terminó siendo Alejandro González Iñárritu (sí, Mejor Director, dos años seguidos). Y la película 'The Revenant' que parecía haber perdido en el resto de las categorías, volvió a resurgir con el premio del Mejor Actor Leonardo DiCaprio. Y después de entregar el Óscar a Brie Larson como Mejor Actriz con ‘Room’, la ceremonia cerró la gran noche con otra sopresa, el Óscar como Mejor Película a 'Spotlight'.

Fiestas extraoficiales:
Muy cerca del Teatro Dolby, Elton John organizó su propia fiesta del Oscar a beneficio de su fundación del SIDA para 2.000 invitados que vieron la ceremonia en vivo. Y como agradecimiento por los 300 millones de dólares que recaudó en los últimos 24 años, Elton además brindó un concierto sorpresa completamente gratis, en plena calle, en Sunset Boulevard, con Lady Gaga. Del otro lado de Hollywood, la revista Vanity Fair fue la fiesta con más famosos, rodeados de apenas 600 invitados que llegaron a pagar hasa 25.000 dólares por estar en una de las pocas cenas de Hollywood donde en privado Rihanna cantó especialmente para los ganadores del Óscar.

Fiesta Óficial:
Recién después de la ceremonia, los ganadores pudieron grabar sus nombres en la base del Oscar, apenas entraron a la fiesta del Governors Ball, en el salón Ray Dolby Ballroom del piso superior del Teatro Dolby, donde sólo había 1.500 invitados. La decoración estaba elegantemente adornada con más de 170 caricaturas de los más grandes del cine como Alfred Hitchcok y Clint Eastwood. Y el menú estuvo a cargo del Chef Wolfgang Puck, con más de 50 platos originales como el puré de coliflor con arroz dorado tailandés o sushi hecho a pedido y salmón en forma del Oscar, además de esculturas de hielo flotando por encima del bar, con el infaltable postre de una barra de chocolate cubierta en oro 24 kilates con la forma de una estatuilla, para que todos pudieran saborear el Óscar.

Temas relacionados

 

últimas noticias