Van Gogh Alive, una experiencia multisensorial

La muestra llega por primera vez a Bogotá para transformar la forma en que los espectadores se relacionan e interactúan con las obras de arte.

"Sauces a la puesta del sol", óleo sobre lienzo, 1888. Esta pieza hace parte de la muestra sensorial “Van Gogh Alive”, que se exhibe en este momento en Bogotá y muy pronto en Cali. / Cortesía

Lirios, Campo de trigo con cipreses, Los girasoles y La noche estrellada, entre otras 900 pinturas emblemáticas del artista holandés Vincent van Gogh, serán las protagonistas de una experiencia de inmersión sin precedentes en el país. Van Gogh Alive llega por primera vez a Bogotá y a Cali para transformar la forma como los ciudadanos se relacionan e interactúan con las obras de arte. (Vea: Vincent van Gogh ya está en Bogotá)

El propósito de esta exposición es democratizar las distintas expresiones artísticas por medio de la tecnología Sensory 4 y, como afirma Carlos Arturo Fernández, doctor en filosofía y crítico de arte, lograr que los asistentes se sumerjan en los detalles más íntimos de la vida y obra del máximo referente del posimpresionismo europeo.

Esta exposición multisensorial es el resultado de cinco años de trabajo conjunto entre el Museo de Van Gogh en Holanda y la compañía especializada Grande Exhibitions, y consiste básicamente en transportar a los visitantes al complejo mundo del pintor.

Van Gogh Alive llega a la capital colombiana y a la sucursal del cielo después de presentarse en Florencia, Pekín, Shanghái, Tel Aviv, Santiago de Chile, Milán, San Petersburgo y Medellín, para desafiar la forma tradicional de ver el arte y ofrecer una experiencia única que cuenta los momentos determinantes en la vida y obra del joven genio en un recorrido de 45 minutos a través de pantallas gigantes y sonido envolvente de alta resolución.

En ese sentido, además de disfrutar de las pinturas más reconocidas del artista, los asistentes podrán conocer de primera mano algunas acuarelas olvidadas, un par de bocetos poco reconocidos y una serie de más de mil dibujos cruciales en la consolidación del inconfundible estilo del pintor. La exposición también permite que los asistentes se acerquen un poco al imprevisible estado de ánimo que padeció Van Gogh durante su estancia en Arles, Saint-Rémy y Auvers-sur-Oise, lugares en los que dio vida a casi todas sus grandes obras.

Para Sol Astrid Giraldo, historiadora de arte y asesora del centro de arte de la Universidad Eafit, observar en alta definición y en detalle hiperfino las obras de Van Gogh ayuda a descubrir rasgos, en principio imperceptibles, que habían pasado inadvertidos a lo largo de la historia, debido a que el formato en el que pintaba el holandés era muy pequeño: “Es muy interesante poder acceder a las texturas, a los gestos y ritmos de una pincelada, a los empastes y, sobre todo, a la relación de los colores”.

Por otra parte, Óscar Roldán Alzate, jefe de extensión cultural de la Universidad de Antioquia, asegura que Van Gogh Alive es una experiencia interactiva imperdible porque logra, a través de la música y las proyecciones en paredes, techos, piso y columnas, que “los asistentes se adentren de una manera singular en la obra de uno de los pintores más significativos y necesarios para entender la humanidad”.

Poder caminar encima de alguna de las obras maestras de Vincent van Gogh, mientras escuchas en alta resolución una de sus piezas de música clásica favorita, como si estuvieras en el cine, involucra todos los sentidos, redefine la experiencia del museo y convierte a Van Gogh Alive en un espacio de luz, música y color inolvidable.

* En Bogotá la exposición comenzará este 26 de julio en Cafam Floresta y en Cali el 8 de noviembre en el Centro de Convenciones Alférez Real . El valor de las entradas es de $38.000 para adultos y de $24.000 Para niños, estudiantes y adultos mayores de 60 años. Venta de boletería www.tuboleta.com

Temas relacionados

 

últimas noticias

Lorca vuelve a ser un autor contemporáneo

Surrealismo neoestalinista

Medellín en retrospectiva