Vargas Llosa: La buena literatura nos defiende de nacionalismo y demagogia

El premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, habló durante la inauguración de la segunda edición del Festival Hispanoamericano de Escritores, en el que se congregan profesionales de las letras provenientes de España y América para hablar y trabajar por la evolución de la cultura a través de la literatura.

Vargas Llosa se centró en el español como lengua, a la que calificó como “una de las grandes contribuciones" de España a una América que antes de la llegada de los primeros europeos hablaba del orden de los 1.500 a 2.000 dialectos.Archivo

El escritor defendió el español como lengua literaria y consideró que las sociedades libres son solo las cultas, para añadir que sólo la gran literatura es capaz de desarrollar en “nosotros el espíritu crítico”, informó la organización del festival.

Mario Vargas Llosa señaló que ese espíritu crítico es necesario en "unos días en los que se están produciendo importantes retrocesos no solo en los países más desfavorecidos sino también en los ricos, donde están triunfando la demagogia y el nacionalismo", y concluyó que "la buena literatura nos defiende de todo eso”.

Le sugerimos: La muerte es un carnaval

En su discurso el escritor se centró en el español como lengua, a la que calificó como “una de las grandes contribuciones" de España a una América que antes de la llegada de los primeros europeos hablaba del orden de los 1.500 a 2.000 dialectos.

 “Una extraordinaria diversidad que el español unificó, un hecho del que debemos sentirnos orgullosos”, dijo Mario Vargas Llosa, quien agregó que “han sido los pueblos donde se habla español los que han hecho posible que sea una lengua tan viva y literaria”.

Puede leer: Cumplir los sueños en la madre patria

En la inauguración del festival participó el también premio Nobel de Literatura Jean Marie Gustave Le Clézio, que no pudo acudir a la isla española de La Palma por motivos de salud, pero envió un vídeo con la conferencia "Al mar", en la que cuenta sus vinculaciones con Canarias (España) al atracar el barco en el que de niño llegó con su familia.

Según Le Clézio, no se quedaron a vivir en la ciudad porque su padre no hablaba español.

 

Manténgase informado sobre las últimas noticias que suceden en Colombia y el Mundo, el más completo cubrimiento noticioso todos los días con el periódico El Espectador.

 

880574

2019-09-11T15:26:40-05:00

article

2019-09-11T15:57:04-05:00

larevalo_250695

none

(EFE)

Cultura

Vargas Llosa: La buena literatura nos defiende de nacionalismo y demagogia

74

2314

2388

 

contenido-exclusivo

El día que conocí a Juan Bosch