¿Qué y cómo se escribe en Holanda?

Se lo preguntamos a Barbara den Ouden, gerente de derechos editoriales de la Fundación Holandesa para la Literatura, encargada de promover a sus autores por el mundo. Ella nos explicó las tendencias de las letras en su país.

Barbara den Ouden es la gerente de la Fundación Holandesa para la Literatura.

Barbara den Ouden es como una vigía en el asta mayor de la literatura holandesa: tiene el panorama definido acerca de qué se escribe en su país, por qué y hacia dónde van los suyos.

Ella es la que pelea por los autores de su nación para darlos a conocer al mundo desde la Fundación Holandesa para la Literatura. Por eso de entrada recuerda que “los Países Bajos no son sólo un país de pintores, bicicletas y pasteles de marihuana: tienen una verdadera literatura con siglos de antigüedad”. En Holanda, todo el mundo está de acuerdo en que la moderna literatura comienza con Multatuli Max Havelaar, la novela más traducida del holandés que se escribió en 1860.

¿Pero hoy, qué se escribe y cómo se escribe en Holanda? Según den Ouden, el mundo literario neerlandés se puede dividir en tres categorías claras:

1. Los escritores que se quedan cerca de casa, escriben sobre el calvinismo, granjas y vacas. Gerbrand Bakker, ganador del Premio Literario Internacional IMPAC de Dublín en 2010, es un ejemplo.

2. Los que viajan, son cosmopolitas, socialmente comprometidos y cuyas novelas se ubican en diferentes países y las escriben inspirados en sus viajes, como Adriaan van Dis, Arnón Grunberg, Cees Nooteboom. O Tommy Wieringa, que será publicado por Intermedio y llega a Bogotá.

3. Los autores de novelas psicológicas, cuya trama e historia es menos importante que la introspección, el pensar y el sentir. Esther Gerritsen, cuya novela Roxy será publicado por Panamericana, es un ejemplo de ello.

Pero también hay autores que no encajan en ninguna categoría. Como el superventas Herman Koch, autor de La cena, que ha vendido dos millones de copias en todo el mundo y cuya película está a punto de hacerse en inglés bajo la dirección de Cate Blanchet. Es la novela moderna holandesa más traducida, y ha sido vendido a 43 países. Para nuestro país, su editor es Salamandra.

Finalmente, a Colombia vendrá otro fenómeno joven de 25 años, con su novela debut La promesa de Pisa: Mano Bouzamour. El chico nació en los Países Bajos, sus padres son de origen marroquí y él escribe sobre cómo crecer entre dos culturas, la holandesa y la marroquí. “La promesa de Pisa es una búsqueda de la identidad de humor, lleno de vívidas escenas y diálogos con garra”, recuerda Barbara den Ouden. En Colombia será publicada por Rey Naranjo.

¿Algo más? Barbara se queda pensando: “Sí, mucha ilustración, diseño, creatividad y arte”. Con 13 mil títulos nuevos publicados al año, hay tela por cortar. Pero esos son los faros que dan luz sobre la literatura de Holanda, que este año llega a la FIilbo con 33 obras traducidas. No es poca cosa: es, más bien, todo un descubrimiento.

629843

2016-05-01T17:25:35-05:00

article

2016-05-01T17:30:14-05:00

none

Enrique Patiño

Cultura

¿Qué y cómo se escribe en Holanda?

37

2859

2896

 

El infierno

Dignidad (Cuentos de sábado en la tarde)

El día D para la Sinfónica de Putumayo

Consagración y condena de Truman Capote