Zumbidos (Cuentos de sábado en la tarde)

Noticias destacadas de Cultura

Les presentamos un cuento de la revista literaria, Ocho:treinta, la cual es un proyecto organizado por los participantes del programa Elipsis 2019 y 2020. Jóvenes escritores de diferentes partes del país. El proceso de creación y edición fue colectivo.

Zumba, vuela y zumba.

Cierro los ojos y descanso sobre la cobija.

Hace frío. Las mirlas que cantan en mi ventana anunciando la tarde me arrullan.

Escucho un ruido y me levanto a ver qué pasa; voy a la sala siguiendo el zumbido.

El sofá está vacío, me siento en él y trato de dormir un rato.

Siento en mi oreja una mosca gorda como una croqueta, me sacudo para espantarla. Sale a volar, la sigo.

Entro a la habitación y de un salto ya estoy sobre la almohada. Zumba, vuela y zumba.

Se posa sobre mi nariz y de un mordisco la espanto. Si me la como dejará de molestar.

Aparece de nuevo y la sigo hasta el balcón tratando de tragarla de una vez, o por lo menos quitarle un ala para que me deje dormir.

Cuando casi la atrapo se esconde en la casa de los vecinos.

Llegan los niños, quiero ir a jugar con ellos, pero no quieren jugar conmigo. Dicen que muerdo muy duro.

Oscurece. Duermo.

Una luz entra por la ventana, me asomo por el balcón. Es el carro del vecino.

Duermo.

Escucho el crujir de la puerta automática del garaje abriendo, escucho los pasos que suben las escaleras.

Duermo.

La mosca zumba al otro lado de la pared.

¡

D

e

j

e

n

d

o

r

m

i

r

!

L

a

d

r

o

.

D

u

e

r

m

o

.

Escucho tacones, chirridos de madera, gemidos. Maldito vecino. Duermo.

Un golpe seco. Gritos. ¿Qué pasa?

A

l

g

o

c

a

e

p

o

r

l

a

s

e

s

c

a

l

e

r

a

s

.

G

r

i

t

o

s

.

¡

Y

a

d

e

j

e

n

d

e

d

i

s

c

u

t

i

r

!

D

u

e

r

m

o

.

H

u

e

l

e

a

s

a

n

g

r

e

.

S

u

e

n

a

u

n

a

s

i

r

e

n

a

.

S

a

l

g

o

a

l

a

d

r

a

r

a

l

b

a

l

c

ó

n

.

L

a

m

o

s

c

a

a

c

o

m

p

a

ñ

a

a

l

c

u

e

r

p

o

a

m

a

r

r

a

d

o

e

n

l

a

c

a

m

i

l

l

a

.

¡

A

l

g

o

g

r

a

v

e

p

a

s

ó

a

l

l

a

d

o

!

¡

D

e

s

p

i

e

r

t

e

n

!

L

e

l

a

d

r

o

a

m

i

f

a

m

i

l

i

a

.

R

o

c

í

o

s

e

l

e

v

a

n

t

a

f

u

r

i

o

s

a

p

o

r

e

l

e

s

c

á

n

d

a

l

o

.

Me pide

que deje

de

ladrar y

que me

acueste

a dormir.

Cierra la

puerta

del

balcón.

S

i

l

e

n

c

i

o

.

D

u

e

r

m

o

.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.