59 millones de billetes de $100.000 están en las 13 sucursales del Banco de la República

La emisión del nuevo billete es la consecuencia de la demanda por efectivo, dijo el Banco Central.

Desde este jueves en 13 sucursales del Banco de la República en diferentes ciudades del país están disponibles los nuevos billetes de 100.000 pesos para demanda de los bancos y los consumidores. (Vea: ¿Tiene vueltas de un billete de $100.000?)

Los 59 millones de billetes van a estar en el mercado en aproximadamente dos años, cerca de ese tiempo demoró el billete de 50.000 pesos que salió a circulación en el año 2000. La emisión de esta nueva familia de billetes es la consecuencia de la demanda por efectivo del mercado y por la eficiencia de la economía, dijo Néstor Plazas, subgerente Industrial y de Tesorería del Banco Central. Simplifica las grandes transacciones, dijo. (Vea además: Cinco pasos para reconocer si el billete de $100.000 es falso o no)

El gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, explicó que desde el año 2000 en que ese emitió el billete de 50.000 pesos el PIB (producto interno bruto) per cápita se triplicó y el salario mínimo más que se duplicó. "Si el salario mínimo del (año) 2000 podía cancelarse con 5.7 billetes de $50.000, la más alta denominación del momento, actualmente se necesitan 6,9 billetes de $100.000 para cubrirlo", destacó el banquero central.

Uribe indicó que con 104 billetes de $50.000 se llegaba al PIB per cápita colombiano del año 2000; hoy sería necesario 155 billetes de $100.000.

El gerente del banco Emisor remarcó que el valor del billete de 100.000 pesos expresado en dólares, cerca de US$30, es inferior al de mayor denominación de un gran número de países, con PIB per capita similar al de Colombia.Dentro del plan de producción y distribución de billetes y monedas, el Banco continuará suministrando los billetes de 2, 5, 10 y 20 mil pesos que la economía requiera para sus transacciones, así como las monedas de mil y de menor denominación, dijo Uribe en su discurso de prensentación del nuevo billete.

Durante 2016, el Banco producirá 1.083 millones de billetes, de los cuales 795 millones serán de baja denominación, y 288 millones de alta. De los últimos, 59 millones corresponderán al billete de 100 mil, dice el informe.

Dentro del plan de producción y distribución de billetes y monedas, el Banco continuará suministrando los billetes de 2, 5, 10 y 20 mil pesos que la economía requiera para sus transacciones, así como las monedas de mil y de menor denominación.

En el caso de los billetes de $100.000 anticipamos además que su demanda provendrá en un altísimo porcentaje de los bancos, quienes lo requieren para atender las necesidades de sus clientes. Una consecuencia adicional de este hecho es que el flujo de billetes de altas denominaciones es fácilmente detectable por parte del sistema financiero y las entidades de control, destacó el gerente del Banco Central.

Sobre el tema de un posible efecto inflacionario de introducir una mayor denominación, José Darío Uribe indicó que no existe ninguna evidencia de que una nueva denominación tenga impacto en el comportamiento de los precios.

Uribe indicó que el hecho de que una transacción se realice utilizando billetes de una o varias denominaciones, u otros medios de pago, no afecta el valor de la operación y por lo tanto no tiene efecto en los precios. Introducir una nueva denominación no afecta la cantidad de dinero en circulación, la cual responde a lo que demanda la economía y no depende de los números que figuran en los billetes que se utilizan en las transacciones.

Con esta nueva denominación la economía podrá utilizar un menor número de billetes para realizar las mismas transacciones, lo cual genera mayor eficiencia y menores costos tanto para los agentes económicos como para el Banco de la República. En particular, habrá ahorros de costos de producción y reemplazo de billetes, transporte y almacenamiento de los mismose las diferentes denominaciones, dijo el gerente.

últimas noticias