A la espera por el 737 MAX, ganancias de Boeing se reducen a la mitad

Noticias destacadas de Economía

En el tercer trimestre, sus beneficios sumaron US$1.167 millones y sus ingresos se redujeron 21 %, hasta US$19.980 millones. No obstante, la compañía prevé poner sus aviones en servicio en los próximos meses.

El fabricante de aviones Boeing anunció el miércoles resultados mixtos en el tercer trimestre debido a los contratiempos del 737 MAX, que permanece vetado en todo el mundo tras dos accidentes en Indonesia y Etiopía que causaron 346 muertes.

El grupo estadounidense ganó US$374 millones hasta septiembre, un 95 % menos interanual. Además, ha reducido un 51 % sus ganancias, hasta los US$1.167 millones, y un 21 % sus ingresos, hasta US$19.980 millones, según informó mediante un comunicado.

Le puede interesar: Harán inspecciones urgentes a aviones Boeing 737 tras hallazgo de grietas

"La compañía ha asumido que la aprobación regulatoria de la vuelta al servicio del 737 MAX comenzará en el cuarto trimestre de 2019 y que gradualmente incrementará su producción de 42 anuales a 57 anuales a finales de 2020", indicó la firma.

El gigante aeronáutico aseguró que "sigue trabajando con la Administración Federal de Aviación (FAA, en inglés) y las autoridades globales de avión civil para finalizar los pasos restantes que lleven a la certificación y puesta en marcha" del aparato y es a ellas a las que corresponde "determinar las fechas y condiciones" en cada jurisdicción.

Boeing está almacenando los aviones y señaló que los "costes estimados de producción del modelo 737 (...) se incrementaron en US$900 millones, principalmente para reflejar las asunciones sobre la fecha del retorno al servicio y el calendario de los incrementos del ritmo de producción planeados".

Lea también: Pilotos de avión accidentado en Etiopía siguieron recomendaciones de Boeing

La compañía aumentará gradualmente la producción del 737 de 42 unidades por mes (como lo es actualmente) a 57 para fines de 2020, aunque advirtió que la fecha será determinada por los reguladores.

El optimismo de Boeing contrasta con el de las aerolíneas, que cancelaron los vuelos programados en el 737 MAX hasta principios de 2020.

El anuncio de Boeing se da semanas después de que el sindicato de pilotos de Southwest Airlines demandara a la compañía bajo el argumento de que apresuró la producción del avión 737 Max para mantenerse competitivo en el mercado, por lo que retuvo información clave sobre una característica que contribuyó a los dos accidentes fatales.

Lea también: Pilotos demandan a Boeing por ‘afán’ para vender el inseguro 737 Max

Southwest es el operador más grande del Max, que ha estado en tierra en todo el mundo desde marzo. Mantener sus 34 aviones Max en tierra y la imposibilidad de obtener nuevos pedidos ha reducido en al menos US$225 millones los ingresos operativos de la aerolínea y ha causado decenas de miles de cancelaciones de vuelos.

Además, el pasado viernes, el Gobierno de Estados Unidos pidió explicaciones a Boeing por ocultar las preocupaciones de dos de sus miembros respecto al software del modelo. Este martes la firma cesó a su director de aviones comerciales, Kevin McAllister. 

Comparte en redes: