Abran paso a los celulares chinos

Según el más reciente reporte de ventas de teléfonos móviles, Lenovo y Huawei le han quitado clientes a Samsung y Apple.

Entre junio de 2013 y el mismo mes del año actual, los celulares que más se han vendido en el mundo han sido fabricados por gigantes tecnológicos chinos. De ensambladores y fabricantes de componentes, las firmas del país asiático se han convertido en un serio dolor de cabeza para el binomio Samsung y Apple, que vienen dominando la industria desde 2008.

Así lo confirmó el más reciente informe de venta mundial de celulares elaborado por la consultora IDC, según el cual, durante el segundo trimestre de 2014, se vendieron en el mundo 295,3 millones de unidades. El apetito por nuevos dispositivos móviles ha hecho que las ventas crezcan 23,1% en el último año y 2,6% al compararlas con el trimestre anterior.

Y por las cifras es evidente el buen papel que han venido jugado Huawei y Lenovo, los principales pesos pesados de China en la industria de teléfonos móviles, pues, en conjunto, han vendido 46,1 millones de celulares.

Según las cifras de la consultora, el primer lugar en venta de dispositivos volvió a ser para la surcoreana Samsung, que, al vender 74,3 millones de unidades se quedó con una porción de mercado del 25,2%. Un buen resultado, sin duda, pero espantador al compararlo frente a las ventas de un año atrás, cuando tenía el 32,3%.

Una dinámica similar vive la estadounidense Apple, que, a pesar de facturar 35,1 millones de equipos en el segundo trimestre, su tamaño de mercado se redujo de 13% a 11,9% en el último año. Por el contrario, han sido Huawei y Lenovo las que han venido recortando terreno.

Huawei, el tercer fabricante del mundo en ventas, facturó 20,3 millones de unidades que le permitieron crecer en un año su participación en el mercado mundial: de 4,3% a 6,9%; algo muy similar le ocurrió a Lenovo, en la cuarta posición: vendió 15,8 millones de unidades y su market share aumentó de 4,7% a 5,4%.

Según los analistas de IDC, este comportamiento se explica, principalmente, por el mercado chino, donde tanto Lenovo como Huawei han logrado conquistar a una nueva generación de consumidores con teléfonos de alto desempeño, buen diseño y bajo precio.

Otra razón es su competencia agresiva en el segmento de gama baja, consiguiendo grandes rendimientos en mercados como el sudeste asiático y el latinoamericano, donde la clase media se ha fortalecido en los últimos años.

Temas relacionados

 

últimas noticias

La hora de las startups