Acción de Isagén, a $3.178

Sus trabajadores activos o pensionados, sindicatos, fondos de empleados, los de cesantías y pensiones, cajas de compensación familiar y cooperativas serán los primeros opcionados para comprar.

Al cierre del tercer trimestre la empresa registró ingresos operacionales por $1,48 billones. / Andrés Torres

Sus trabajadores activos o pensionados, sindicatos, fondos de empleados, los de cesantías y pensiones, cajas de compensación familiar y cooperativas serán los primeros opcionados para comprar. Podrán pedir créditos en el Banagrario. Dieciséis firmas comisionistas harán las transacciones.

A pesar de las manifestaciones públicas de inconformidad por parte de agremiaciones de exempleados, sindicatos de la compañía y opositores del Gobierno que han dejado claro que ofertar a Isagén es ir en contra de los intereses públicos y los bienes estatales, el Gobierno publicó ayer el aviso de oferta con el que anunció formalmente el proceso de enajenación de las acciones que hoy tiene la Nación en esta compañía.

“El precio por acción es de $3.178”, detalla el texto del Ministerio de Hacienda y, explica, que serán dos períodos distintos en los que se harán las aperturas de compra de los papeles. “La primera, donde se ofrecen las acciones al sector solidario, la cual inicia a las 8:00 a.m del 19 de noviembre (hoy) y termina a las 5:00 p.m. del 20 de enero de 2014”. Y, acto seguido, “la segunda, dirigida a inversionistas estratégicos, empieza el día siguiente a la transferencia efectiva de las acciones de primera etapa, lo que sucederá hacia finales de febrero y termina con su adjudicación a finales de abril de 2014”.

Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, contó que las personas que accedan en la primera etapa podrán buscar créditos en el Banagrario para poder financiar la compra. “Tiene límites individuales, cada persona no puede comprar más de cinco veces sus ingresos, lo que se hace para evitar que terceros lo usen para comprar acciones indebidamente”. Y recalcó una y otra vez que el Gobierno consideró que “ya se debía darle curso al trámite” de venta.

Rodrigo Toro, representante legal de un grupo llamado Dueños de Isagén, en entrevista con Blu Radio, puntualizó que “no nos oponemos a la venta”, pero lo que sí piden es que “nos quiten los limites por patrimonio líquido del trabajador pensionado o salario anual”. Resalta que es una oportunidad de negocio importante teniendo en cuenta que ya han hablado con la banca nacional e internacional para buscar préstamos que respalden la negociación. Pero la realidad, para ellos, es otra después del anuncio del Gobierno.

En esta primera salida los interesados y avalados para hacer adquisición son —relacionados todos directamente con Isagén— los trabajadores activos o pensionados, los sindicatos, los fondos de empleados, los de cesantías y pensiones, además de las cajas de compensación familiar y las cooperativas. Y lo podrán hacer a través de 16 firmas comisionistas, entre las que están Davivalores, Serfinco, Alianza Valores y Ultrabursátiles.

Aunque el Gobierno, desde que anunció la venta de su participación en la empresa, que suma un 57,6%, dijo aspirar a recibir $4,5 billones, en la Oferta Pública de Venta detalló que “el precio podrá ser ajustado por la Nación mediante la expedición de un decreto”. Al cierre del tercer trimestre la empresa registró ingresos operacionales por $1,48 billones, 19% superiores a los obtenidos en igual período de 2012.

Temas relacionados