Acción excepcional de los bancos centrales impulsa a las bolsas

Los bancos centrales pondrán a disposición de los bancos liquidez en dólares a cambio de garantías.

Las bolsas subían fuertemente este jueves por la tarde impulsadas por el anuncio de una acción concertada de los grandes bancos centrales mundiales para reforzar el suministro de liquidez en dólares al mercado financiero.

La iniciativa está coordinada por el Banco Nacional Suizo (BNS), el Banco de Inglaterra (BoE), el Banco de Japón (BoJ), el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), precisó el instituto emisor suizo en un comunicado, cuando el mercado se preocupaba por la capacidad de los bancos para financiarse en billetes verdes.

Los bancos centrales pondrán a disposición de los bancos liquidez en dólares a cambio de garantías, a un plazo de tres meses, para cubrir las necesidades de financiación más allá del 31 de diciembre de este año. Las operaciones serán a tasa fija, y por un volumen ilimitado.

El anuncio provocó una fuerte aumento de las ganancias europeas, que ya se beneficiaban de un respiro despiés del respaldo franco-alemán a la permanencia de Grecia en la Eurozona y del apoyo de Bruselas a los eurobonos, a la espera del inicio de una reunión informal de dos días de los ministros de Finanzas del bloque en Polonia.

Hacia las 14H00 GMT, las principales plazas europeas registraban importantes subidas. Madrid ganaba 4,23%, Milán 4,07%, París 3,87%, Fráncfort 3,82% y Londres 2,57%.

A esa misma hora, el euro valía a esa misma hora 1,3889 dólares, en fuerte alza con respecto a los 1,3750 dólares el miércoles a las 21H00 GMT.

Alentada por esta buena tendencia, la bolsa de Nueva York también abrió al alza a pesar de estadísticas decepcionantes en Estados Unidos, con el Dow Jones a +0,44% y el Nasdaq a +0,86%.

Las principales bolsas asiáticas habían cerrado igualmente con ganancia, de 1,76% en Tokio, y de 0,71% en Hong Kong.

"El sentimiento ha mejorado tangiblemente tras las declaraciones tranquilizadoras de Merkel y Sarkozy ayer por la noche", comentó durante la mañama Jane Foley, analista del banco Rabobank en Londres.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, se declararon convencidos el miércoles de que el futuro de Grecia está en la Eurozona, tras una teleconferencia en la que el jefe del gobierno griego Giorgos Papandreou les manifestó su "absoluta determinación" de honrar los compromisos adoptados a cambio del rescate financiero de su país.

Foley, al igual que otros analistas, subrayó sin embargo que este alivio temporal no significaba que los mercados creyeran que la crisis de la deuda estuviera solucionada, porque los temores de una suspensión de pagos de Grecia persisten.

"Parece que la crisis de la deuda en la Eurozona no está más cerca de una solución que la semana pasada y, en consecuencia, pese a la mejor tonalidad de hoy, hay que esperar que el mercado siga estando muy nervioso", agregó.

Los nuevos datos macroeconómicos de la Eurozona enfriaron un poco los ánimos. La comisión europea revisó a la baja sus previsiones de crecimiento para la Eurozona en los dos últimos trimestres (a +0,2% y 0,1%), aunque confirmó su previsión anual de 1,6% gracias al buen inicio de año.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, afirmó sin embargo que no existe un riesgo de recesión a pesar de esa desaceleración.

En Estados Unidos, cuya economía también preocupa seriamente a los inversores, las inscripciones en las listas de desempleo aumentaron por segunda semanda consecutiva.

La producción industrial nacional frenó su progresión en agosto (+0,2%), y la actividad manufacturera continuó bajando en Nueva York y Filadelfia.

Los mercados esperan igualmente la reunión de los ministros de Finanzas de los 27 que se abre este jueves por la noche en la ciudad polaca de Wroclaw, destinada en principio a eliminar los obstáculos que quedan para la aplicación del segundo plan de ayuda de la Unión Europea a Grecia.

Los ministros se pronunciarán también sobre un acuerdo de principio alcanzado este jueves para endurecer el Pacto de Estabilidad y la disciplina presupuestaria común frente a la crisis de la deuda.

El nuevo dispositivo, propuesto por la Comisión Europea, prevé sanciones financieras para los países que permitan que sus déficits se disparen por encima del límite fijado en el 3% del Producto Interior Bruto, y mecanismos para aplicarlas de una manera más rápida y eficaz.

La reunión debería abordar también la cuestión de los eurobonos, un mecanismo de mutualización de las deudas entre países de la Eurozona presentados por su promotores como la única manera de solucionar la crisis de forma duradera, que volvió a respaldar el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en una declaración bien acogida por los mercados.

En este contexto, España anunció que captó el jueves 3.949,98 millones de euros en obligaciones a 8 y 9 años, a unos tipos de interés inferiores a los de la última emisión similar el 21 de julio.

 

últimas noticias