Acciones mundiales, cerca de su punto más alto en seis años

La presión por la decisión de la Reserva Federal puso a los mercados en una montaña rusa. ¿Qué pasará?

El buen momento está haciendo creer a los inversionistas que el crecimiento económico es suficiente para sustentar las ganancias corporativas reveladas por estos días en Estados Unidos. / EFE

Las acciones mundiales están acercándose a sus mejores niveles en casi seis años, al tiempo que hay una ligera reducción en el apetito por el riesgo y una demanda por jugadas seguras. Esto ha debilitado los precios de los bonos de Tesoro y los del yen.

El índice Stoxx 600 de Europa bajó ligeramente, perdiendo tan sólo 0,2%, pero la región Asia-Pacífico aumentó 1% al tiempo que, hacia el final de la semana pasada, trataba de alcanzar el aumento de Wall Street a niveles históricamente altos. El S&P 500 le dio la bienvenida a la campana de inicio del día comercial de ayer con una caída de tan sólo 1 punto, para llegar a 1.759. Esto generó un aumento de 0,1% en el índice FTSE All-World, que está cerca de su punto más alto desde enero de 2008.

El reciente impulso optimista hacia las acciones está apoyado por la creencia de los inversionistas de que el crecimiento económico es suficiente para sustentar ganancias corporativas, pero no tanto para que los bancos centrales abandonen sus medidas de estímulo.

Los optimistas ven que las valoraciones y los factores de la temporada están de su lado. La proporción a futuro de precios contra ganancias para 12 meses del S&P 500 es de 14,8, que no es más que el promedio para 10 años, que es de 14. Durante los últimos 10 años la ganancia promedio para el S&P 500 en noviembre y diciembre ha sido de 0,3 y 1,9% respectivamente, según datos de Bloomberg.

Se espera que la Reserva Federal de Estados Unidos mantenga su compra de activos de US$85.000 millones al mes cuando concluya su reunión de estrategia el día miércoles. Muchos analistas consideran que se ha aplazado una reducción de su política de relajamiento cuantitativo luego del decepcionante informe de empleo de septiembre.

El Índice de Probabilidad de Reducción, creado por Strategas Research Partners, dice que las probabilidades de que la Fed reduzca su programa de relajamiento cuantitativo en diciembre, enero o marzo es de tan sólo 27, 32 y 41, respectivamente.

El índice del dólar, que la semana pasada cayó a su punto más bajo en ocho meses (79), a medida que se consideraba menos probable que hubiera una reducción en el programa de relajamiento cuantitativo, es hoy más firme, y aumentó 0,2%, para llegar a 79,32.

La compra sostenida de la Fed puede ayudar a mantener bajos los retornos sobre los bonos en el largo plazo, pero el lunes hubo un ánimo optimista que generó una salida de los refugios hacia jugadas más arriesgadas.

Como consecuencia, los retornos sobre los bonos del Tesoro de Estados Unidos aumentaron 2 puntos base, para llegar a 2,52%, mientras que los retornos sobre los bonos de Alemania, con la misma duración, subieron 1 punto base, para llegar a 1,76%.

De igual forma, el yen japonés es más débil, lo cual ayudó a que el dólar de Estados Unidos se incrementara 0,3%, para llegar a 97,70 yenes. Lo que es crucial de esto, a los ojos de algunos corredores enfocados en temas técnicos, es que motiva que la proporción del precio del dólar contra el yen suba sobre el promedio de 200 días, que es de 97,38 yenes, y que se considera un importante nivel de apoyo.

La caída del yen contribuyó a que hubiera un aumento en las acciones de Tokio. Luego de que esta moneda bajara 2,8% el viernes, el índice Nikkei 225 aumentó 2,2%, pues los exportadores se vieron favorecidos.

 

últimas noticias