Acuerdo comercial entre UE y EE.UU. recibe primer respaldo de Eurocámara

Trece legisladores se pronunciaron en contra, entre ellos el eurodiputado de los Verdes, Yannick Jadot.

El acuerdo TTIP, sigla en inglés de Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (ATCI), recibió el apoyo de 28 eurodiputados.

El tratado de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, actualmente en negociación, recibió un notable espaldarazo de la comisión de comercio del Parlamento Europeo este jueves, lo que provocó rechazo de los eurodiputados del partido de los Verdes.

El acuerdo TTIP, sigla en inglés de Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (ATCI), recibió el apoyo de 28 eurodiputados (socialistas, conservadores y liberales).

Trece legisladores se pronunciaron en contra, entre ellos el eurodiputado de los Verdes, Yannick Jadot, que lamentó el giro del grupo socialista, en particular sobre el muy controvertido punto de los mecanismos de arbitraje de diferencias inversor-estado (conocido como ISDS, del inglés Investor-state dispute settlement).

La posibilidad de que el TLC incluya el recurso a estos tribunales en caso de diferendo inquieta a numerosos países europeos, que ven en ellos una puerta abierta a que las multinacionales pongan freno a sus políticas públicas.

El grupo socialista "consideraba hasta ahora como inaceptable (el ISDS) entre dos continentes democráticos dotados de sistemas jurídicos independientes", señaló Jadot, que es además vicepresidente de la comisión de Comercio Internacional.

"El objeto de este voto era definir las líneas rojas y principios directores que deben enmarcar las negociaciones y sobre las cuales seremos intransigentes", estimaron en un comunicado los eurodiputados conservadores, Tokia Saifi y Franck Proust.

"No aceptaremos un mecanismo de solución de diferendos inversor-Estado sin que antes se lo reforme", agregaron, ahodando en el sentido de la propuesta de la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstrom, que planea en el otoño avanzar sobre esta espinosa cuestión.

Por la oposición que genera este punto el tema está paralizado desde hace meses. Para desbloquear la situación Malmstrom propuso orientarse hacia la creación de un tribunal internacional permanente para solucionar los diferendos vinculados a la inversión y reemplazar el mecanismo bilateral corriente en estos acuerdos.

La inclusión de estos mecanismos para dirimir conflictos está ampliamente expandida en los acuerdos comerciales relativos a la inversión.

Según la UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo), en su última nota sobre el tema, "los inversores continúan utilizando el mecanismo ISDS" en 2014, año en que se conocieron 42 nuevos casos de los cuales 35 fueron iniciados por inversores de los países desarrollados y el 40% fue contra países desarrollados.

En total, según la UNCTAD, se cerraron en 2014 356 casos, 37% a favor del Estado, 25% a favor de los inversores y el 28% de común acuerdo. En disputa había 608 casos abiertos el año pasado contra 101 países.

El pleno del Parlamento se pronunciará el 10 de junio sobre el TLC UE-EEUU.