Acuerdo entre Minagricultura y cinco centrales de abastos permite congelar precios de 130 productos

Las centrales del pacto por estabilidad de precios son: Corabastos, Cavasa, la Central de Abastos de Bucaramanga, Granabastos y Surabastos.

El ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, anuncia el pacto entre centrales de abastos.Cortesía

Tras convocar a los actores que conforman la cadena tradicional de abastecimiento y comercialización, el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, logró que cinco centrales de abastos suscribieran un acuerdo que permite mantener y estabilizar los precios de más de 130 productos entre cárnicos, pescados, lácteos, huevos, granos y procesados, desde este jueves 15 de diciembre  de este año hasta el 15 de enero de 2017.

Las cinco centrales de abastos del país que partiipan en el acuero son: Abastos de Bogotá (Corabastos), que tiene influencia en todo el país; con la Central de Abastecimiento del Valle del Cauca (Cavasa), que cubre a la población del sur y occidente colombiano: Valle del Cauca, Nariño, Chocó Caquetá, Eje Cafetero y Putumayo; con la Central de Abastos de Bucaramanga, que cobija al noroccidente en departamentos como Santander, Norte de Santander, la central de abastos de Barranquilla, Granabastos que abastece los departamentos de Cesar, Atlántico, Magdalena y Bolívar y la central de abastos de Neiva, Surabastos.

"Esta medida nos ayuda a garantizar la seguridad alimentaria del país para que las amas de casa puedan comprar con la misma plata más productos y también evitamos que los ‘avivatos’ se aprovechen de esta etapa de diciembre, cuando hay mayores compras del pueblo colombiano, pues el consumo es el doble frente al resto del año, con lo que los ponemos en cintura para que no haya especulación ni acaparamiento", declaró el ministro Iragorri, en un comunicado de prensa.

Destacó que por cuarto mes consecutivo hasta noviembre el precio de los alimentos continuó con tendencia a la baja, explicado por la normalización de la oferta de algunos productos como tomate, cebolla, fríjol y papa y la entrada de la primera cosecha de Colombia Siembra, que este año logró 185.000 nuevas hectáreas en el primer semestre de 2016.

De acuerdo con un reciente nforme del DANE, el grupo de alimentos dejó de ser el de mayor incremento pues la variación mensual fue de 0,05%, mientras que el año anterior ascendió a 0,98%. Este comportamiento también es explicado por las disminuciones promedio observadas en el precio del plátano, mango, papaya y otras frutas frescas y arroz, entre otros.

Desde el Ministerio de Agricultura y las centrales de abasto se realizarán monitoreos permanentes al comportamiento de los productos del acuerdo social con el fin de verificar que se cumpla, precisa el informe de prensa.

Los comerciantes de cada central podrán fijar en un lugar visible de los puntos de venta la autoregulación de precios de referencia, con el fin de que tanto compradores como consumidores tengan acceso para verificarlos.

"Venimos trabajando en defensa de los productores para que mejoren sus ingresos, específicamente en la reducción de los costos de producción, pero al mismo tiempo tenemos que defender a los consumidores para que no paguen más de lo que cuestan en realidad los alimentos", puntualizó el ministro Iragorri.