Acuerdo con Europa cobraría vida en 2014

El TLC con la Unión Europea abre las puertas a cerca de 818 productos colombianos para acceder a un mercado de 503 millones de personas.

Los productos del sector textil se verán beneficiados con el tratado. / Archivo
Los productos del sector textil se verán beneficiados con el tratado. / Archivo

La incertidumbre para muchos empresarios colombianos y europeos terminó luego de que el Congreso de la República le diera su aval al texto del acuerdo de libre comercio entre Colombia y la Unión Europea. Ahora el documento pasará a manos del presidente Juan Manuel Santos para ser sancionado.

Luego de este trámite, según explicó el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, sólo resta que el documento sea estudiado por la Corte Constitucional. “Esperamos tenerlo listo antes del 31 de diciembre de 2013 y aspiramos a que desde enero de 2014 el tratado entre en vigencia. Esto permitirá al país completar las redes comerciales en las que tiene interés”.

Con el acceso a un mercado de 503 millones de consumidores, Díaz-Granados recalcó que sectores que producen confecciones, textiles, cosméticos, fármacos, frutas, flores, mariscos, aceite de palma, carne bovina, productos de la industria como autopartes, entre otros, hallarán en el acuerdo la perfecta oportunidad. Asimismo, enfatizó que la cadena láctea —que teme los efectos de este TLC— tendrá $100 mil millones para poder modernizarse.

Según se estableció en las negociaciones, desde que el acuerdo cobre vida el 100% de las exportaciones de bienes industriales hechos en Colombia estará respaldado con un libre acceso a los 27 países de la Unión Europea. Esto, según la presidenta de Proexport, María Claudia Lacouture, pone al país en igualdad de condiciones con empresas de Chile, México y Perú.

Los cálculos de Lacouture apuntan a que cerca de 818 productos identificados por Proexport tienen oportunidades para acceder al mercado europeo. De estos bienes, cerca de 538 artículos corresponden al sector manufacturero. Según esta entidad, productos colombianos como cosméticos, plásticos, metalmecánica, elementos de cerámica, materiales de construcción, maderas, entre otros, tienen oportunidades en mercados como Alemania, Francia, España, Italia, Hungría, Suecia e Irlanda.

La presidenta de Proexport dijo que el sector colombiano de servicios también tiene grandes posibilidades de expansión apenas entre en vigencia el acuerdo. “Los servicios con mayores posibilidades de crecimiento son los de comunicación gráfica y editorial, turismo de salud, tercerización de servicios (BPO), software, animación digital, videojuegos, aplicaciones móviles, y audiovisual”.

Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), expresó que los exportadores temen aún las consecuencias del lento avance de la infraestructura. Muestra de ello es la conexión del centro del país con el puerto de Buenaventura (aún no se termina el túnel de La Línea y la carretera Buga-Buenaventura aún presenta problemas).

El dirigente recordó que las preferencias que tiene Colombia para llevar sus productos a la Unión Europa se vencen el 31 de diciembre, lo cual hace necesario que el acuerdo esté vigente antes de enero de 2014. “El reto grande acá es ver cómo se diversifican las exportaciones. Hemos estado vendiendo productos básicos”.

Temas relacionados