Administradores de SaludCoop a devolver $1.4 billones

No se afecta la normal prestación de servicios en SaludCoop por decisiones de la contraloría General.

El presidente de SaludCoop, Carlos Gustavo Palacino, y otros directivos de esa EPS deben responder por 1.4 billones de pesos desviados del Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS), confirmó en un  segunda instancia la contraloría General de la República, en un histórico fallo.

En un informe de prensa, la entidad de control de las finanzas públicas indicó que con esta decisión se recupera 1,42 billones de pesos para el Sistema General de Seguridad Social en Salud.

La contraloría General señala que la decisión tomada no afecta la normalidad de la prestación del servicio de salud de SaludCoop y en consecuencia sus usuarios no deben dejarse influenciar por mensajes interesados de antiguos administradores de esa EPS que tratarán de difundir informaciones tendenciosas sobre suspensión de los servicios a los afiliados.

Los recursos recuperados deben ser reintegrados al Sistema General de Seguridad Social en Salud y permitirán la adecuada prestación del servicio de salud, que incluye los usuarios afiliados a SaludCoop, precisa el informe.

“Los recursos derivados del daño patrimonial causado a SaludCoop y sus directivos deberán retornar al Sistema General de Seguridad Social en Salud, pues una interpretación distinta permitiría sanear financieramente una cooperativa cuyos derechos patrimoniales beneficiarían a unos particulares”, señala el informe de prensa.

La contraloría advierte que desde hace muchos meses SaludCoop registra una situación crítica con pérdidas que reducen el patrimonio por debajo del 50% del patrimonio suscrito y ha incumplido los márgenes de solvencia y patrimonio que establece la ley.

El fallo se refiere también a la inadecuada inversión de las mal llamadas utilidades de SaludCoop. Dice que es normal que las utilidades se distribuyan anualmente, después de pagar deudas, pero lo grave es que mensualmente se tomaron los recursos y los gastaron como plata propia. Los administradores sacaban la plata de la empresa cada mes para hacer inversiones de distinta índole en el país y en el exterior.

La contraloría General se pronunció en relación con lo que considera es la mal llamada integración vertical, que no constituye nada distinto de la apropiación indebida por parte de los operadores de la salud de recursos destinados a atender el servicio y con los cuales se adquieren bienes relacionados o no con la prestación del servicio, a nombre directamente del operador privado, con dineros parafiscales, indica el informe de prensa.

En su histórico pronunciamiento, la entidad de control de las finanzas públicas muestra preocupación por los escasos bienes que se han logrado embargar dentro del proceso de responsabilidad fiscal, ordenando en tal sentido iniciar las acciones administrativas y jurisdiccionales para que se persigan los bienes de los responsables fiscales y así lograra recuperar los recursos públicos desviados, indica el informe de prensa.

De igual forma ordenó compulsar a la Fiscalía General de la Nación, a la Procuraduría General de la Nación, a las Superintendencias Nacional de Salud, de Economía Solidaria, de Sociedades y Financiera, al Ministerio de Salud y Protección Social, al interventor de SaludCoop, copias de esta decisión para que tales entidades en lo de su competencia adelanten las actuaciones correspondientes, en especial aquellas referidas al levantamiento del velo corporativo del emporio de sociedades subordinadas a SaludCoop.