Aflojan la solicitud y aprobaciones de crédito

La capacidad de pago es el principal obstáculo que tienen las entidades financieras para soltar crédito al sector privado, dice informe del Emisor.

Las micro y pequeñas empresas presentaron los mayores requerimientos de nuevos créditos. / Bloomberg
Las micro y pequeñas empresas presentaron los mayores requerimientos de nuevos créditos. / Bloomberg

El escenario crediticio del país varió en los últimos meses, lo que ha hecho que los colombianos sean más cautos a la hora de solicitar un préstamo a su banco. La percepción que tienen las entidades financieras sobre la oferta y demanda de nuevas aprobaciones también cambió.

Un estudio presentado por el Banco de la República muestra que “durante el segundo trimestre de 2016 los intermediarios financieros percibieron una disminución en la demanda de los créditos” comercial, de consumo y microcrédito. Las aprobaciones para el sector de la vivienda mostraron incremento. “Todos los créditos son sensibles a la tasa del Banco de la República, excepto vivienda, que por sus plazos tiene una estructura de fondeo que responde más a la tasa de los TES (bonos del Gobierno)”, dice Jonathan Malagón, vicepresidente técnico de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras (Asobancaria).

A pesar de la menor percepción de demanda, son visibles mejoras en las carteras comercial y de microcrédito en el primer trimestre de 2016. “Dada la relación de los indicadores con el crecimiento de la cartera, se espera una mejor dinámica para las modalidades comercial, de vivienda y de microcrédito, y una desmejora para la de consumo”, precisa el estudio. El Banco Central tiene las tasas en 7,75 % y los analistas esperan que se plante en 8 %, pero que termine el año en 7,25 %. Muchas entidades de crédito han advertido del poco volumen de solicitudes de préstamos comerciales, de consumo y microcréditos. La de vivienda mantiene un mejor dinamismo.

“En Colombia se percibe con fuerza que la situación del país está peor si se compara con la del año pasado”, señala un estudio realizado por Kantar Worldpanel, empresa global experta en el desarrollo de investigaciones financieras y de consumo.

La capacidad de pago es el principal obstáculo que tienen las entidades financieras para continuar soltando crédito al sector privado. Los bancos admiten que han ajustado los requisitos para nuevas aprobaciones. Es claro que los bancos han apretado los requisitos para aprobar nuevos préstamos, dice el vicepresidente técnico de Asobancaria. “Los bancos son transmisores de las señales de política monetaria. Una menor liquidez hace que se requiera un mayor flujo de los clientes para pagar las cuotas, lo cual complica la aprobación de algunos créditos”.

Sobre “la situación del crédito en Colombia”, el informe del Banco de la República destaca que, en cuanto a la demanda de crédito por tamaño, las micro y pequeñas empresas presentaron las mayores demandas de nuevos recursos. “Todos los intermediarios mostraron repuntes en sus balances en el indicador de demanda por tamaño de empresa con respecto al trimestre anterior”, señala el estudio. “Con respecto al acceso a nuevos créditos, diferenciado por sector económico, los bancos y las CFC (compañías de financiamiento) indican que comercio es el segmento que tiene mayores facilidades, mientras que las cooperativas señalan que es el exportador”.

Los bancos y las cooperativas argumentan que el sector agropecuario es el menos rentable y el que presenta mayores dificultades de información. Para las compañías de financiamiento, el sector menos rentable es el de construcción, y el agropecuario tiene mayores problemas de información.

Al finalizar junio de 2016, los bancos perciben un menor acceso al crédito para las micro y pequeñas empresas, y un aumento para las medianas y grandes sociedades. Las compañías de financiamiento evidenciaron un menor acceso al crédito para empresas de todos los tamaños, mientras que las cooperativas sólo presentaron incrementos en las microempresas.

La encuesta de Kantar Worldpanel remarca que en Colombia se siente “que la situación del país está peor si se compara con la del año pasado, con un 72 %, mientras que la situación personal está igual con un 63 %”. Los hogares indican que para el siguiente año la situación del país empeorará para un 54 % de encuestados, en tanto que la personal “mejorará para el 57,8 % de los hogares colombianos”.

Las dificultades que perciben los colombianos sobre el deterioro de la economía han comenzado a sentirse en las cifras que las entidades de crédito le reportan a la Superintendencia Financiera. Por ejemplo, en mayo de este año, frente a abril, los desembolsos de créditos comerciales fueron menores en $671.000 millones. En el quinto mes de 2016, la mayoría de los productos ofrecidos a través de créditos comerciales registró bajos desembolsos. Los sobregiros disminuyeron el monto desembolsado en $609.900 millones y el uso de las tarjetas de crédito cayó en $2.900 millones.