Agricultores pagarán según ciclo productivo

Se anunció el ajuste de 40 líneas de crédito del Banco Agrario. Su presidente reconoce que el seguro agropecuario es aún un gran reto.

El ajuste de las líneas de crédito se hace según los ciclos de producción para que el agricultor pueda pagar. / Archivo

El Banco Agrario de Colombia espera cerrar el 2014 con la segunda utilidad neta más alta de su historia, registrada en 2012 con $502.000 millones. La meta este año es de $480.000 millones y, por lo menos, $500.000 millones el próximo.

Después de un pico de cartera vencida en junio pasado, cuando llegó a ser el 8,8%, hoy se ubica en 7,9%, para un total de cerca de $830.000 mil millones. Francisco Solano, presidente del Banco Agrario, espera que el 2015 permita reducir esa cartera en $150.000 millones.

Las utilidades del banco, sumadas a un buen comportamiento de los clientes productores, según Solano, llevó a la entidad a lanzar nuevas soluciones financieras para la actividad agropecuaria del país. Se trata de Agroágil, un crédito de libre inversión con tasas del 1,5% mensual, que se aprueba en tres días y que no necesita codeudor.

El banco anunció también el ajuste de 40 líneas de crédito según el ciclo productivo. Previo al lanzamiento, el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, explicó que con este crédito “no se pueden cobrar intereses mientras el palo empieza a dar los frutos”.

Actualmente, por ejemplo, el plazo establecido para el pago por concepto de siembra de mango era de seis años. Ahora se espera que el lapso se extienda a alrededor de doce, para que el cultivo empiece a generar ingresos al productor y, por ende, liquidez para asumir su deuda.

Explica Solano que aquellos productores que hayan llegado al tope en su capacidad de endeudamiento podrán ingresar, al igual que el resto de clientes, al plan de ahorro programado, para abrir la posibilidad de un nuevo acceso a crédito.

“Venimos de semestres muy duros en cuanto a precios y condiciones climáticas. Es una buena estrategia para inyectar capital al subsector”, opinó José Manuel García, gerente de Fedepapa.

Para 2015 el Banco Agrario proyecta desembolsos por un total de $5,3 billones y una cartera de $11,8 billones y un crecimiento anual del 13%.

Para Luis Eduardo Gómez, presidente de Finagro, “mayor crédito muestra que los productores están invirtiendo”. Pero la volatilidad ante los fenómenos naturales por la falta de seguros agropecuarios ha sido uno de los principales temores que impiden que el agricultor colombiano le apueste a mejorar sus condiciones de trabajo.

Solano reconoce que la cobertura de seguros agropecuarios es aún muy baja. De cerca de 5 millones de hectáreas sembradas, sólo 150.000 están aseguradas. Actualmente cuatro entidades ofrecen el producto.

 

[email protected]

Temas relacionados