Iván Duque: así fue su histórico triunfo en las elecciones presidenciales

hace 1 hora

Agronegocios, una oportunidad de fondo

El fondo de capital privado para las pymes del sector rural pretende recoger US$30 millones en el segundo semestre de este año.

Archivo - El Espectador
En Colombia, los fondos de capital privado se están consolidando como la forma que los inversionistas prefieren para usar su dinero de forma inteligente y como la gran oportunidad que tienen las empresas en crecimiento para entrar a las grandes ligas. Hoy, según la Asociación Colombiana de Fondos de Capital Privado, Colcapital, en el país hay 55 fondos y seis más serán abiertos durante 2015. En el segmento de los fondos de capital de riesgo, aquellos interesados en los emprendimientos más pequeños y las startups prometedoras, se cuentan siete fondos. Al principio, era sólo uno.
 
Las empresas de tecnología o de servicios financieros alternativos han estado entre las preferidas de los inversionistas. Pero en un país que cuenta con 20 millones de hectáreas potenciales para la agricultura no cabe duda que la apuesta por el campo no es una de poca monta. La expectativa que ha generado el posconflicto y que por fin el país esté tomando conciencia del papel que merece el sector rural con iniciativas como el censo nacional agropecuario están volviendo al campo colombiano un destino atractivo para la inversión. 
 
Por esa razón, SEAF, un grupo global de administración de inversiones presente en 26 países y con 35 fondos establecidos, en alianza con la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), presentó el Fondo de Agro-negocios Colombia, “único en el país, que invertirá capital de crecimiento en pequeñas y medianas empresas existentes a lo largo de la cadena productiva de los agronegocios”, según SEAF. El grupo comunicó que con esto se pretende crear y sostener empleos formales en el sector, principalmente en poblaciones vulnerables y zonas afectadas por el conflicto.
 
La meta es recaudar US$30 millones en el segundo semestre de este año, un monto que inicia con una inversión de US$10 millones por parte de USAID y de US$5 millones de SEAF. “Necesitamos juntar sector privado y público”, dijo Bert Van der Vaart, CEO de SEAF. Por esa razón, en el evento de lanzamiento, estuvieron presentes entidades como Finagro y Fiduagraria, que además pueden aportar su conocimiento para direccionar el capital, el cual, se espera, provendrá del sector público y privado, desde entidades como fondos de pensiones, bancos de desarrollo y hasta universidades.
 
De acuerdo con Isabella Muñoz, directora ejecutiva de Colcapital, esta iniciativa implica la “formalización y adopción de gobierno corporativo” en las pymes del sector de agronegocios. A través del fondo, los inversionistas adquirirán participación minoritaria en las empresas, por lo que es necesario, entre otras cosas, formar juntas directivas e instaurar revisorías fiscales. USAID y SEAF informaron que la idea es invertir en 10 a 12 empresas de la cadena, que en últimas, se espera, terminará impactando en la generación de empleo en las regiones, pues cada pyme requiere de proveedores, servicios logísticos, entre otros. 
 
Respecto a las zonas adonde se dirigirá esta inversión, Mauricio Samper, managing director de SEAF para Colombia, dijo: “no tenemos restricción sobre ninguna zona del país, lo conocemos bien y conocemos que hay unas zonas con potenciales agrícolas y de agronegocios gigantescos”. De acuerdo con SEAF, a partir de los 35 fondos que han establecido y las 401 inversiones que se han hecho, se ha podido detectar que por cada dólar que se invierte, se inyectan US$13 más a la economía local. Para hacerse una idea del impacto que podría tener el papel de SEAF en la ecuación, empresas como Bodytech y Andrés Carnes de Res recibieron en su momento capital de este grupo.