AIE recortó pronóstico de 2015 mientras el petróleo caía

La Agencia Internacional de Energía advirtió que el bajonazo en el precio del combustible no estimula la demanda mundial, que es la reacción esperada para mejorar los pagos internacionales.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) ha reducido sus pronósticos de crecimiento de la demanda para el próximo año, diciendo que la caída en los precios del petróleo ha afectado los cálculos, y que no ha estimulado la compra del commodity.

La agencia de vigilancia energética de las naciones ricas dijo, en su muy observado informe mensual del mercado de petróleo, que la demanda mundial crecerá por 900.000 barriles diarios en el 2015, que es 230.000 menos que las expectativas del mes anterior, y llegará a 93,3 millones de barriles diarios.

Las expectativas más bajas para Rusia y otros grandes exportadores, un dólar más fuerte y la eliminación de subsidios en muchos países consumidores, hasta ahora han dado un apoyo limitado a la demanda, dijo la AIE el viernes.

“La caída en los precios a veces se describen como un ‘recorte tributario’ y un impulso para la economía, pero esta vez su efecto de estímulo puede ser modesto”, añadió la agencia. “La débil demanda fue un factor clave tras la caída en los precios”.

Antoine Halff, autor del informe, dijo: “La economía mundial sigue siendo débil. No hay crecimiento de los salarios, hay poco gasto del consumidor y la principal preocupación es la deflación. Todo esto se está alimentando entre sí”.

La AIE dijo que en el lado de la oferta, la caída de más de 40% en los precios desde mediados de junio ha “tenido un impacto modesto en el crecimiento de la producción a corto plazo, pero las caídas más fuertes en los precios podrían generar problemas para muchos productores”.

El viernes, el barril Brent de crudo cayó 3,01%, para llegar a US$61,76 el barril. Entretanto, Nymex WTI cayó muy por debajo de US$60 el barril. Se redujo 76 centavos para llegar a US$59,19.

La enorme producción de Estados Unidos, junto con la producción de la Opep que excede los estimativos, ha coincidido con una desaceleración de la demanda en China, y un debilitamiento de la economía europea, ayudando a que los precios lleguen a su nivel más bajo en cinco años.

La agencia redujo sus cifras de crecimiento de la oferta para países que no eran de Opep, a causa del débil panorama en Rusia, que es sombrío por la combinación de la reducción en los precios del petróleo, el impacto de las sanciones occidentales y un colapso en el precio de su moneda que dificulta los planes de producción.

No obstante, la producción del petróleo de esquisto en Estados Unidos probablemente se mantenga constante en el corto plazo, al igual que la producción en otros lugares. Los recortes al gasto por parte de compañías internacionales de petróleo “afectará a la oferta, pero no ahora”.

“El proceso inicial de los proyectos de petróleo es tan largo que los cambios en los precios se demoran en afectar la oferta”, dijo la AIE. “Los proyectos que ya han sido financiados probablemente sigan, en su mayoría”.