Alemania admite que su economía se está ralentizando en el segundo semestre

Berlín atribuye el fenómeno que afecta a la mayor economía europea a incertidumbres derivadas del "brexit" y de las elecciones en EEUU.

Tomada de Pixabay

El Gobierno alemán admitió este viernes que la economía del país se está ralentizando en el segundo semestre de este año con respecto a los seis primeros meses, por las incertidumbres derivadas del "brexit" y de las elecciones en EE.UU.

El informe de noviembre del Ministerio de Economía apunta que la mayor economía europea seguirá por "la senda del crecimiento" en lo que resta de 2016, pero avanza que "en la segunda mitad del año el crecimiento podría ser algo más moderado que en la primera mitad", "menos dinámico".

En concreto, la economía en el tercer trimestre podría "haber crecido ligeramente", dice el documento, que subraya además que "desde la perspectiva de hoy no se pueden esperar significativos deterioros de la economía" alemana.

La Oficina Federal de Estadística (Destatis) anunciará el próximo martes la tasa de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) alemán, tras los avances del 0,7 y del 0,4 % registrados en el primer y segundo trimestre, respectivamente.

El Ministerio cuenta además con que la economía vuelva a cobrar ímpetu en unos meses, ya en el próximo ejercicio, ya que a las "importantes fuerzas de la economía interna" se sumará una mejora del comercio exterior.

"El entorno económico internacional prosigue siendo difícil, aunque parece que está mejorando en términos generales, lo que está mejorando las perspectivas exportadoras", indica el texto.

El PIB de la mayor economía europea crecerá este año un 1,8 %, según la última estimación de Berlín, una décima más de lo previsto en su anterior pronóstico, por el efecto combinado de los esfuerzos para superar la crisis de los refugiados, el bajo precio del crudo y el tipo de cambio. 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Rionegro tendrá el primer tren ligero del país

“Big Data” aplicado al campo en Colombia