Alemania aprueba rescate para España

El Parlamento alemán votó ayer por una gran mayoría la aprobación de un programa de rescate para la Eurozona por 100.000 millones de euros, para recapitalizar los bancos españoles, a pesar de la oposición de una minoría de aliados del gobierno.

El desenlace, que estuvo cuidadosamente vigilado como prueba de la fortaleza de la canciller alemana, Ángela Merkel, demostró que había fallado en su intento de ganar la “mayoría absoluta”, a través del apoyo de 311 miembros de los 620 que tiene el Parlamento.

El paquete fue aprobado por 437 miembros del Bundestag, con 97 votos en contra y 13 abstenciones.

La fortaleza de la oposición por parte de todos los partidos sorprendió a muchos observadores políticos. Sin embargo, la canciller tuvo la satisfacción de saber que no necesitó a la oposición para lograr que se aprobara su reforma. La combinación de votos por el “no”, junto con las abstenciones y las ausencias, le permitieron 29 votos de margen en caso de tener oposición de sus copartidarios.

El voto sugiere que los rebeldes han consolidado un grupo de opositores estables, que probablemente votarían en contra de más medidas para resolver la crisis de la Eurozona, pues los contribuyentes alemanes las perciben como un gasto adicional. La existencia de esta disidencia, que refleja dudas más amplias entre los votantes conservadores que aprueban del gobierno, ata a Ángela Merkel y le impide tomar decisiones audaces para resolver la crisis.

El debate del Bundestag se realizó como una llamada de emergencia para aprobar el paquete de rescate a España, que debe finalizarse por parte de los ministros de Finanzas de la Eurozona. Muchos parlamentarios han decidido cancelar o abandonar sus planes de vacaciones para regresar a la capital.

El voto se produjo luego de una advertencia por parte de Wolfgang Schäuble, ministro de Finanzas de Alemania, sin cuyo apoyo las tribulaciones del sistema bancario español podrían afectar a la estabilidad más amplia de la Eurozona.