Alerta en América Latina

La agencia de calificación de deuda Fitch prendió ayer las alarmas económicas de América Latina al advertir que la región sufriría una debacle económica si el mundo entra en recesión por la delicada situación de Estados Unidos y China se desacelera.

Según su estudio de perspectivas económicas “América Latina: entre dos gigantes”, sus principales economías podrían ver una disminución en sus exportaciones de materias primas y en sus finanzas, principalmente por el deterioro en los precios internacionales de los commodities.


El primer indicio de esta situación saltó a la vista en septiembre pasado, cuando los principales granos producidos en la región mostraron fuertes disminuciones en su cotización en el mercado de Chicago: el trigo y el maíz cayeron 23%, un destino similar al de la soja (bajó 19%).


Efectos que también se traducen a los minerales. Chile, principal productor mundial de cobre, vio reducidos sus ingresos en el mismo mes, cuando su precio sufrió una rebaja del 25%.


“Los riesgos a la baja de la economía son importantes, con algunos países más vulnerables que otros; sin embargo, hasta el momento, el crecimiento se ha mantenido razonablemente bien en Latinoamérica y el Caribe”, le dijo Nicolás Eyzaguirre, director del Departamento del Hemisferio Occidental en el Fondo Monetario Internacional (FMI), a la agencia AFP.


A esta delicada situación se añade una débil tasa de cambio en países como Argentina, donde el banco central sigue sacando dólares a la venta para evitar tanto una posible devaluación como el encarecimiento del costo de vida.


Dependiendo de la intensidad del choque, varios países de la región sufrirían delicadas rebajas en la calificación de sus deudas soberanas, siendo los más vulnerables Ecuador, Venezuela y México.