La Alianza Transpacífico, sin respuesta

Las diferencias entre EE.UU. y Japón pararon los diálogos entre 12 naciones del Pacífico que van tras una zona de libre comercio.

Estados Unidos alegó que tiene industrias sensibles al libre comercio, como los textiles. / EFE

Las conversaciones entre 12 países del Pacífico para crear una zona de libre comercio que incluya a Estados Unidos, estados asiáticos clave y América Latina, terminó el martes sin que hubiera un acuerdo, luego de que Estados Unidos y Japón, los dos poderes más grandes, no cedieran con respecto a permitir un acceso más fácil a sus respectivos mercados.

El que no lograran llegar a un acuerdo, por segunda vez desde diciembre, es un golpe a los esfuerzos por tender lazos económicos más estrechos entre un grupo de países que representan el 40% del Producto Interno Bruto mundial, así como por hacer un contrapeso al auge de China.

El Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica, o Alianza Transpacífico (ATP), tiene el objetivo de atacar las altas barreras de supervisión y tarifas que impiden los flujos de comercio entre los 12 países.

Sin embargo, mientras los ministros decían que se había progresado en algunas áreas, todavía había “vacíos” en el acceso a mercados, que es un punto clave desde que se inició el proceso de la ATP en 2011.

Estados Unidos tiene industrias sensibles, como los textiles, a los que Vietnam quiere tener un mayor acceso, y el azúcar, por el que Australia ha presionado para lograr mayor apertura. Japón también quiere que se recorten las tarifas sobre la importación de automóviles a Estados Unidos. Al mismo tiempo, sigue resistiéndose a los recortes a las tarifas en cinco áreas agrícolas claves: arroz, carne, trigo, lácteos y azúcar.

“Mientras se siguen discutiendo algunos temas, hemos delineado un camino hacia adelante para resolverlos en el contexto de un desenlace comprensivo y balanceado”, dijeron en un comunicado conjunto los ministros de comercio de los países.

“Mediante extensas reuniones bilaterales, también hemos logrado progresar en el acceso al mercado, que es una parte importante del trabajo que tenemos por delante, y seguiremos trabajando hacia nuestro objetivo de completar un ambicioso paquete a lo largo de todas las áreas de acceso al mercado”, dijeron los ministros.

No se fijó una fecha para la siguiente ronda de conversaciones, según el principal negociador de Estados Unidos, su representante de comercio, Michael Froman.

Deborah Elms, experta en negociaciones comerciales de la Escuela de Estudios Internacionales S. Rajaratnam, de Singapur, dijo que el fracaso de Estados Unidos y Japón en su intento por avanzar en acceso al mercado quiere decir que para otros países era imposible avanzar en sus respectivos temas.

Algunos han visto la posición negociadora de la administración de Barack Obama como limitada por la ausencia de la llamada “autoridad de vía rápida” en el Congreso para negociar los acuerdos comerciales.