Alistan nuevo esquema de intervenciones

A través del Fondo Empresarial se financian varios procesos de toma de posesión: Emcartago, Empresas Públicas de Quibdó y de El Carmen de Bolívar.

La toma de posesión de Electricaribe llevó a repensar el modelo de intervenciones.
La toma de posesión de Electricaribe llevó a repensar el modelo de intervenciones. EFE

Las intervenciones de las empresas de servicios públicos en dificultades han dado un vuelco de 180 grados por decisión de la Superintendencia de Servicios Públicos, proceso motivado por la intervención de Electricaribe. La toma de posesión de los bienes de las sociedades prestadoras de servicios era infinita y con pocos resultados que le permitieran a la intervenida recuperarse, fortalecerse y seguir prestando su función.

Ahora se sigue un nuevo modelo que calca el del sistema financiero. Se ha creado un esquema de garantías alternativas y no solo se otorgan créditos del Fondo Empresarial; esta entidad no estuvo pensada para acometer una intervención como la de la electrificadora que atiende el mercado de la costa Caribe. Cuando se inició el proceso de toma de posesión de Electricaribe, el Fondo apenas contaba con recursos por $151.000 millones, que alcanzaban para adquirir semana y media de energía. “Este primer paso de aumentar el Fondo Empresarial con una garantía de la Nación y estructurar un esquema de garantías alternativas ha permitido mantener viva a Electricaribe sin prestarle un solo peso a la compañía”, explica el superintendente de Servicios Públicos, José Miguel Mendoza.

A través del Fondo Empresarial se financian varios procesos de toma de posesión en diferentes regiones del país: Emcartago, Empresas Públicas de Quibdó (en liquidación) y Empresa de Acueducto y Alcantarillado de El Carmen de Bolívar, dice el documento del Gobierno.

Gremios como Andesco (Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones) señalan que las intervenciones son una medida legal y establecida en la ley, mecanismo establecido para salvaguardar el servicio. Los analistas argumentan que esta figura es buena siempre y cuando no se haga eterna. Recuerdan el caso de la intervención de Emcali, que se extendió por cerca de 13 años y al final se encuentra en proceso de recuperación.

La creación del Fondo Empresarial ha sido esencial para acometer la toma de posesión de varias empresas de servicios. Planeación Nacional recuerda en un estudio que “en los procesos de intervención de Empresas Públicas de Quibdó, en liquidación, y Empresa de Acueducto y Alcantarillado de El Carmen de Bolívar, el Fondo Empresarial ha sido esencial para la salvaguarda de la prestación del servicio a través de la financiación de actividades propias de la operación y de inversiones con recursos de la nación o de entidades territoriales”.

En la intervención de la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Yopal (EAAAY), los habitantes del municipio se han visto afectados por la falta de distribución de agua potable hasta los hogares por medio de las redes de distribución, como consecuencia de la pérdida de la infraestructura de tratamiento debido a desastres naturales ocurridos en los años 2010 y 2011. Gracias al Fondo Empresarial se ha podido solucionar en parte el problema. Lo que se busca con el nuevo esquema que consolida la entidad reguladora de las empresas del sector es que las intervenciones tengan límites.

José Miguel Mendoza señaló que previo a la intervención se hizo un estudio juicioso de los riesgos de la intervención de la electrificadora de la costa Caribe. Eso ayudó a tener los resultados que se han obtenido hasta el momento en el mercado costeño. El funcionario insistió en que se busca tener un esquema como el de Fogafín (Fondo de Garantías de las Instituciones Financieras) para el sector financiero. “Es la primera vez que una intervención se hace con el nuevo sistema”, dice Mendoza al insistir en que este proceso no les ha representado un solo peso a los colombianos, porque “no le hemos entregado un solo peso a Electricaribe”.

A juicio del superintendente de Servicios Públicos, el nuevo modelo de toma de posesión requiere preparación antes de la acción. “Queremos reescribir el manual de cómo se hacen las intervenciones” en las empresas del sector de servicios públicos en dificultades, dijo José Miguel Mendoza.

El vicepresidente de Andesco, Mauricio López, dice que la intervención debe ser temporal y de inmediato regresarla a los dueños o tomar la decisión que se requiera. “Siempre dijimos que una intervención de Electricaribe había que realizarla con mucho cuidado. Y ante esa decisión estamos a la espera de que todo el sistema funcione adecuadamente para devolverla de nuevo a los dueños o tomar una decisión distinta, pero de no puede ser in aeternum que el Gobierno siga”.

López recordó que Yopal y las Empresas Públicas de Quibdó están todavía intervenidas y llevan varios años. Mendoza está tranquilo con los resultados que hasta el momento ha dado la intervención de la electrificadora y aclara que la figura de la intervención es aceptada en muchos países. “La intervención no es una expropiación”, aclaró el funcionario.

 

últimas noticias