Cuotas de créditos podrán ser reducidas por cuenta de la pandemia

Noticias destacadas de Economía

La Superintendencia Financiera anunció la creación de un programa de alivio a los deudores que han visto afectados sus ingresos durante la crisis desatada por la expansión del nuevo coronavirus.

Ante las innumerables quejas de los usuarios contra las entidades bancarias, la Superintendencia Financiera expidió una serie de medidas encaminadas a obligar a los establecimientos de crédito a reaccionar en forma oportuna frente a las dificultades crediticias de los deudores cuyos ingresos se han visto afectados por la coyuntura actual generada por el COVID-19 y sus efectos negativos sobre la actividad económica del país.

Si bien desde marzo ya se habían dictado algunas disposiciones para alivio de los deudores, la Superintendencia Financiera anunció este miércoles la creación del Programa de Acompañamiento a Deudores (PAD).

Notablemente, el programa cuenta con medidas como la reducción del valor de la cuota para los deudores que han visto afectados sus ingresos o disminuido su capacidad de pago como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

En vista de que la mayoría de los periodos de gracia y prórrogas concedidas tienen sus vencimientos entre agosto y septiembre, las entidades de crédito podrán comenzar la aplicación del programa desde el 1 de agosto de 2020 y hasta el 31 de diciembre de 2020.

El PAD también incluye medidas especiales para la calificación por nivel de riesgo para las micro, pequeñas, medianas y demás empresas que se encuentren o lleguen a estar en procesos de reorganización bajo la Ley 1116 de 2006 y los Decretos Legislativos 560 y 772 de 2020.

Así mismo, el PAD contempla que no se podrá aumentar la tasa de interés inicialmente pactada y en los nuevos periodos de gracia que se otorguen no pueden capitalizarse los intereses, ni cobrarlos cuando se difieran otros servicios como cuotas de manejo y seguros.

En cuanto a los créditos comerciales para las medianas y grandes empresas deben corresponder a los acuerdos pactados.

Es urgente que los establecimientos de crédito acompañen el PAD con una estrategia de comunicación y atención efectiva a los consumidores financieros, que promueva el entendimiento de dicho plan, apoyada en la labor de los Defensores del Consumidor Financiero.

Dice la entidad de control que los establecimientos de crédito podrán establecer una estrategia de autogestión del deudor y contactarlo para presentarle, de forma sencilla, las nuevas condiciones de su deuda para su aceptación.

Las entidades no podrán reversar provisiones, salvo en los casos en los que la exposición disminuya o la calificación por riesgo mejore a partir del análisis particular de los clientes, advierte la Superintendencia.

La entidad de control le solicita a los establecimientos de crédito constituir una provisión general adicional basada en una estimación del potencial deterioro en la cartera de crédito asociado a los efectos de la coyuntura y, como un mecanismo agregado de cobertura, se les instruye para constituir en 2020 y 2021.

De acuerdo con cifras de la Superfinanciera, los alivios financieros otorgados han beneficiado a casi 11 millones de deudores, entre personas naturales y jurídicas (con corte al 24 de junio). Estos alivios cubren un saldo de cartera de $214,86 billones.

Comparte en redes: