Nace plataforma para seguir el pulso al asesinato de líderes sociales y el futuro de excombatientes

hace 1 hora

Alquería se mete a la pelea de los yogures

Aunque Alpina y Colanta tienen más del 50% del mercado de ese producto, la firma busca conquistar la categoría a través de la innovación.

Según Alquería, en el país se consumen apenas cuatro kilos de yogur por persona al año. Con sus productos buscan elevar la demanda a 10 kilos. / Herminso Ruiz

Pese a que el consumo per cápita de yogur en el país aún es bajo frente al de otros países de la región —cuatro kilos anuales— y a que en el mercado dos competidores (Alpina y Colanta) se llevan la mayor tajada —cerca de un 55%—, los directivos de la compañía láctea Alquería entendieron que en la categoría de ese producto aún quedaban muchas tareas pendientes. Por ello, de la mano de la firma Danone, decidieron darles la pelea a los líderes del segmento con el lanzamiento de tres productos en los que se invirtieron 2 millones de euros (aproximadamente $5.000 millones).

Pedro Merizaldi, director del negocio de Snacking de Alquería (el cual se enfoca en lanzar productos con valor agregado), contó que la compañía —que tiene cuatro plantas en el país y que el año pasado obtuvo ganancias de $16.539 millones—, en la exploración del mercado del yogur encontró que aunque ese producto tiene una gran penetración en los hogares colombianos, su consumo aún es bajo. “Duramos casi dos años trabajando en el yogur y un año en su tapa. Se tuvo en cuenta el tamaño de las frutas, el nivel de dulce, entre otros factores”.

Y para poner en el mercado tres tipos de yogur —uno tradicional, otro enfocado en niños y un último llamado cuchareable, que es más espeso—, Merizaldi contó que los $5.000 millones se emplearon para desarrollar estos productos y por supuesto, para importar maquinaria. “No se ha hecho innovación constante en Colombia. Vemos que como compañía queremos liderar el crecimiento del consumo de yogur. Nuestra meta es que se llegue a 10 kilos per cápita al año”.

En el primer año de incursión en el mercado de los yogures, explica Merizaldi, el objetivo de la compañía es poner en el comercio de todo el país cerca de 1.500 toneladas de producto. “En sabores y texturas tenemos terreno por recorrer. Queremos apalancarnos en lo que Alquería ha construido en leches”.

Y aunque Alquería tiene el primer lugar en esa categoría (que incluye leche entera y deslactosada), entrar a competir en el negocio del yogur es una batalla dura de dar ya que, según contó recientemente a este diario el vicepresidente financiero de Alpina, Carlos Mejía, esa compañía tiene el liderazgo de las bebidas lácteas del país con una participación por encima del 70%.

“Seguimos jugando selectivamente en jugos y leches. Alpina es una compañía de valor agregado. Estamos en un proceso más efectivo de innovación y hemos hecho apuestas en segmentos que no existían”, comentó Mejía, al tiempo que destacó que el plus de los productos radica en la alimentación. “Yogur griego es una de las apuestas de Alpina. El consumidor busca propuestas de nutrición superior”, añadió.

En opinión del presidente de Asoleche, Jorge Andrés Martínez, el mercado de los yogures en el país tiene un elevado potencial, ya que el consumo per cápita continúa siendo muy bajo. “En la medida en que el país mejora sus ingresos, mejora el consumo de esos productos. Los yogures son productos con valor agregado, algunos dentro de la categoría de alimentos funcionales”.

Por lo pronto, concluye Merizaldi, otra de las tareas que tienen en el segmento del yogur radica en el desarrollo de productos enfocados en los niños. “Ellos consumen más yogur. Hay un mercado existente en el que se consumen 11 kilos per cápita año”.

 

 

[email protected]

@hector_sandoval