Aluminio Reynolds Santo Domingo se acoge a ley de liquidación

La compañía ha venido atravesando una situación insostenible, presentando pérdidas mensuales por cerca de mil millones de pesos.

Como consecuencia de la competencia desleal y la falta de medidas que protejan al sector del aluminio, Aluminio Reynolds Santo Domingo S.A. ha tenido que acogerse a la ley 1116, de liquidación.

A pesar de los esfuerzos que realizó la compañía para mantenerse en el mercado, las condiciones externas fueron superiores y fue inminente tomar la decisión de acogerse a dicha ley, que permite asegurar el pago a pensionados y trabajadores, dice comunicado de presa.

Desde hace un año, el Grupo Alúmina acompañado por Industrias Lehner, Tecnoglass y Alucol han venido preparado una solicitud para la imposición de sanciones antidumping a las importaciones provenientes de estos dos países.

La investigación adelantada por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo ha avanzado; sin embargo, hasta el momento no se ha tenido ningún resultado.

Se espera que en próximos días el Ministerio conceda medidas provisionales que ayuden a proteger la industria de una competencia que es claramente desleal, como lo prueban las sanciones aplicadas en otros países a las importaciones provenientes de China.

Aluminio Reynolds reitera que esta no ha sido una decisión fácil, pues es consciente del impacto que genera para sus empleados y la ciudad de Barranquilla. Pero, debido a la falta de protección del mercado nacional del aluminio, la situación financiera se hizo insostenible para la planta, que registraba pérdidas, a septiembre de 2011 por $8.2 mil millones.

Dice el comunicado de prensa que dentro de los esfuerzos que se realizaron para salvar la planta, se encuentran:
- Inyección de capital por más de $30 mil millones por parte de los accionistas.
- Trabajo conjunto con los empleados de la planta para mejorar su productividad el cual trajo importantes resultados, pero al igual que las inversiones no resultaron ser suficientes.
La solicitud de liquidación de la planta de Aluminio Reynolds se hizo ante la Superintendencia de Sociedades, por lo tanto es un proceso que cuenta con el acompañamiento y supervisión de las autoridades competentes.