¿Apareció la “veta” en la cuenca del Sinú?

Según el Minminas, el país tiene autosuficiencia hasta 2028 y urge aumentar las reservas. La multinacional estadounidense, que opera bloques costa afuera en asocio con Ecopetrol, amplió su presencia en el Caribe colombiano.

Esta es una de las plataformas que usa la empresa en el Golfo de México. / Bloomberg
A voces en el sector petrolero se ha venido consolidando el rumor de un supuesto gran hallazgo de gas en el Caribe colombiano. El responsable: Anadarko. Aunque no ha sido confirmada, la noticia ya suscita optimismo, pues se conoce justo cuando existe preocupación por el déficit del hidrocarburo que advirtió la Contraloría. El país tiene autosuficiencia hasta 2028, indican los cálculos del Ministerio de Minas y Energía.
 
El country manáger de Anadarko, Alberto Gamboa, le dijo a El Espectador que no confirmarán o desmentirán la información. “Son unas operaciones que están en curso y Anadarko no discute los resultados individuales de un pozo hasta que los finalice y posteriormente tenga los resultados financieros. No podemos comentar sobre los resultados de ese proyecto”, aseguró. Sin embargo, esta empresa ha hecho una serie de movimientos que confirman que en el off shore en el país (exploración en el mar) tiene altas expectativas. 
 
Anadarko, con sede en The Woodlands, Texas, es una de las compañías más respetadas del mundo en los desarrollos costa afuera, en aguas profundas y metaprofundas. La credibilidad está soportada en que el 67% de sus operaciones en Estados Unidos, África, Suramérica y Nueva Zelanda han sido exitosas.
 
 Según la comisionista Valora Inversiones, la multinacional tendría buenas noticias en los bloques Fuerte Norte y Fuerte Sur, en la cuenca del Sinú. En los contratos de exploración Anadarko aparece como operador, con una participación del 50%,  mientras que la otra mitad le corresponde a Ecopetrol.
 
Datos de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) aseguran que ambos proyectos están en la tercera fase, de cuatro, que terminará el 15 de octubre del año en curso. En el norte ya se hizo la perforación del pozo Calasu I, donde el compromiso de inversión era de US$60 millones. Entre tanto, en el sur se hizo lo propio y el procedimiento dejó listo el pozo Kronos I. En alguno de estos, teniendo en cuenta la hipótesis de Valora Inversiones, se daría el gran hallazgo y, con él, el aumento de las reservas del hidrocarburo.
 
 Los bloques Fuerte Norte y Fuerte Sur contaron con una sísmica en 2D y 3D (comparando, es como si usted usara lo más nuevo en tecnología. En un televisor sería como pasar de imagen análoga a Full HD, explicaron funcionarios de la ANH) y una inversión, cada uno, de US$13 millones. La plataforma de perforación, por la que las empresas pagan US$1,2 millones cada 24 horas, completa 136 días trabajando en Kronos I. Anadarko la trajo desde África para que se llevara a cabo este trabajo.
 
A la par que llevaba a cabo este proyecto, la texana alistó la chequera y dejó boquiabiertas a las más de 40 compañías que participaron en la Ronda 2014, un proceso competitivo a través del cual se adjudican bloques petroleros en el país, al quedarse tres de los cinco proyectos en aguas profundas, entre ellos COL 1. 
 
El exministro de Minas y Energía Amylkar Acosta explicó que “su apuesta dejó perplejo a todo mundo: correr 20.000 kilómetros de sísmica (equivalente a 32.000 kilómetros 2D). Para dimensionar de qué estamos hablando, la meta del año pasado en todo el territorio nacional fue de 24.000 kilómetros. Si esta empresa, con la experiencia que tiene, hace semejante inversión, es porque va detrás de algo grande”.
 
Afirmación con la que coincide el presidente de la ANH, Mauricio de la Mora, quien manifestó que sólo en 2015 se van a adquirir cerca de16 mil kilómetros de sísmica 3D. “El costo por cada kilómetro está entre US$9 mil y US$12 mil”, indicó.
 
Las pretensiones de la empresa no paran. En COL 2, uno de los contratos adjudicados en 2012, Anadarko ya terminó el proyecto de sísmica 2D. Luego de haberse asegurado al vecino COL 1, donde realiza labores de sísmica 3D, la firma le propuso a la ANH realizar este mismo trámite en ambos bloques, es decir, el de tercera dimensión. La buena noticia para sumar es que se vendría un hallazgo adicional. Y para eso ya se están preparando en la ANH, donde ajustarían los contratos, que hoy sólo permiten tareas técnicas, a principios de 2016, para explorar y producir a fondo. Anadarko sabe lo que hace.