Apostarán por un segundo Dorado

El Dorado II estará entre los municipios de Madrid y Facatativá, Cundinamarca. También tendrá dos pistas.

El aeropuerto El Dorado tendrá una ampliación en la que se invertirán $722 mil millones. Además, arrancará la construcción de un nuevo aeródromo. /Archivo

En 2007 el alcalde de Bogotá, Luis Eduardo Garzón, hoy ministro de Trabajo, se salió de casillas y sin medir sus palabras le dijo al director de la Aerocivil de ese entonces, Fernando Sanclemente, que “el principal aeropuerto del país iba a ser una pichurria”, él se refería a que se iba quedar pequeño, y tal vez tenía razón.

Ayer el presidente Juan Manuel Santos no solo aplaudió la decisión de Opaín de ampliar el actual aeropuerto, con una inversión cercana a los $800 mil millones, con lo cual resolverá la preocupación de Garzón y de muchos colombianos que pensaron lo mismo, y además fue más allá y anunció que para 2021, Bogotá tendrá un segundo aeropuerto El Dorado.

Este proyecto, que estará en estructuración durante dos años, el mismo tiempo que durará la construcción de las obras de ampliación de la actual terminal, estará localizado en un lote de 1.300 hectáreas, casi el doble del terreno donde opera hoy El Dorado, entre los municipios de Madrid y Facatativá, y tendrá una inversión de $2 billones en su primera fase. Así lo explicó el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade.

El nuevo aeropuerto, que tendrá capacidad para atender 40 millones de viajeros al año, contará con dos pistas y estará conectado con la actual terminal mediante un tren de cercanías, el cual será construido en otro proyecto de APP, lo que reducirá el impacto en el valor de El Dorado II, como se llamará el nuevo desarrollo.

El vicepresidente Germán Vargas Lleras señaló que adicionalmente a las obras de ampliación de El Dorado, que arrancarán en febrero, el Gobierno tiene contratos por $2,8 billones para los dos próximos años. “Son 39 aeropuertos los que se intervendrán en 20 departamentos”.

Entre mañana y el domingo haremos un recorrido por los aeropuertos para firmar los contratos para la modernización de las terminales, explicó Vargas Lleras.

El presidente Santos recordó que entre estos aeropuertos se encuentra el Ernesto Cortissoz de Barranquilla, en el que se invertirán $350 mil millones; el Alfonso Bonilla de Palmira, que sirve a Cali, con recursos por $234 mil millones, y en Leticia se ejecutarán obras por $143 mil millones.

“En Quibdó construiremos un aeropuerto digno para esa ciudad. Hoy el presidente no puede volar en su avión a esa ciudad, pero esto se solucionará con una inversión de $180 mil millones”.

La ampliación de El Dorado

Con respecto a la ampliación del actual aeropuerto, el director de la Aerocivil, Gustavo Lenis, señaló que las obras arrancan en los próximos días y que su financiación provendrá de los ingresos de la concesión.

Con las obras, el aeropuerto pasará de tener 52 operaciones a 90 en horas pico. Asimismo, incrementará en 19 las posiciones de parqueo de las aeronaves.

Según Andrés Figueredo, de la Aerocivil, se ampliará en 60 mil metros cuadrados la terminal de pasajeros, lo que significa un 30 %, y en 83 mil metros cuadrados la plataforma, lo que representa un 35 % de crecimiento.

Entre tanto el gerente de Opaín, Andrés Ortega Rezk, señaló que todo está listo para el inicio de las obras, con lo cual el concesionario consolidará una terminal cómoda y moderna.

Por su parte el presidente de Avianca, Fabio Villegas, calificó los anuncios del presidente como vitales para atender el crecimiento de pasajeros de Colombia. “Es una decisión acertada del gobierno, ya que una vez se cope El Dorado tendremos una segunda opción para atender el mercado aéreo de pasajeros y de carga”.

 

 

[email protected]

 

 

últimas noticias

Los empresarios toman la palabra