APP para modernizar Apiay

En octubre Ecopetrol deberá responder a la propuesta. El Minminas calificó el proyecto como necesario y la USO apoya la iniciativa que evitará la liquidación de la factoría.

Con la modernización de la Refinería de Apiay (Meta), pasaría de producir 7 mil a 50 mil toneladas de asfalto mes./ El Tiempo

A menos de 15 minutos de Villavicencio, sobre la vía que comunica a la capital del Meta con Puerto López, se encuentra la inspección de Apiay, donde Ecopetrol tiene una pequeña refinería que produce 7 mil toneladas de asfalto mensual, un producto que es poco apetecido por el mercado —por tener un envejecimiento prematuro—, situación que tenía condenada a la factoría a su liquidación. Sin embargo y gracias a la advertencia de la ministra de Transporte, Cecilia Álvarez, sobre la escasez de esta materia prima para sus carreteras, una firma colombiana presentó a Ecopetrol un proyecto de Alianza Público-Privada (APP) para modernizarla y aumentar su producción a 50.000 toneladas mensuales.

La idea surgió de Alfredo Benavides, director ejecutivo de la compañía Modern Energy Supply (MES), quien diseñó el proyecto para evitar la liquidación de la refinería en la que laboran 1.200 personas, y de paso producir el asfalto que se requerirá para atender las vías de Cuarta Generación (4G), ante la reducción del producto cuando se inicie la modernización de la refinería de Barrancabermeja.

La iniciativa fue presentada a la Unión Sindical Obrera (USO) y al ministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta, quienes calificaron el proyecto como viable .

El ministro mostró su complacencia por el proyecto de la refinería de Apiay, y señaló que “la razón que obligó a la junta directiva de Ecopetrol a quitar el pie del acelerador en la modernización de Barrancabermeja fue para bajarle presión a la compañía de desarrollar dos megaproyectos simultáneamente”.

Sin embargo, “hemos venido haciendo la modernización en Barrancabermeja, y allí se han invertido entre US$3.000 y US$4.000 millones, lo que está pendiente es la posmodernización, que la junta de Ecopetrol deberá definir a más tardar este mes, explicó”.

“Barrancabermeja va a producir más destilados y menos asfaltos, por eso es muy importante sacar adelante el proyecto de la refinería de Apiay. A mi me parece que es una alternativa importante que debemos desarrollar”, recalcó Acosta.

La propuesta de MES, que fue radicada en Ecopetrol el pasado 21 de julio, tiene previsto invertir US$200 millones, recursos que serían pagados con asfalto a la compañía .

Uno de los problemas del asfalto de Apiay es el exceso de ceras y de azufre, lo que lo deja por fuera de las especificaciones técnicas del Invías, situación que MES corregirá con tecnología del Instituto Mexicano del Petróleo.

Hoy la refinería en los Llanos Orientales recibe 2.500 barriles de crudo provenientes de los campos de Rubiales y Castilla, pero para el nuevo proyecto Castilla se sustituirá por Caño Sur, de Canacol. Al producto resultante de este ajuste se le aplicará un sistema de la India, conocido como nanopartículas, el cual permitirá que el asfalto tenga una mayor duración en las carreteras.

Si bien Ecopetrol había anunciado en un comunicado de prensa que no haría inversiones en la refinería de Apiay, tendrá hasta finales de octubre para decidir sobre la viabilidad de esta propuesta.

El presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, señaló que el país requerirá de mucho asfalto en los próximos años, pero que Ecopetrol se comprometió a producir lo necesario para atender las obras que se vienen.

Frente a esta afirmación Benavides explicó que la producción de asfalto se está reduciendo, ya que con la modernización de Cartagena se elimina el proceso de asfaltenos y, que con las obras de Barrancabermeja se ampliará ese margen, razón por la cual es vital la ejecución de este proyecto.

De acuerdo con cálculos de la Cámara Colombiana de Infraestructura, el país requerirá de 941.858 toneladas anuales de asfalto para atender las necesidades de las vías de 4G.

“Uno de los argumentos fuertes que tenemos para decirle a Ecopetrol, para que se inicien los trabajos de ampliación y mejoramiento de la refinería de Apiay, es que, cuando inicien las obras del plan maestro la refinería de Barrancabermeja, se dejarán de producir temporalmente cientos de toneladas de asfalto que se requieren en las vías nacionales”, señaló Héctor Yesid Vaca Céspedes, secretario general de la USO.

Un kilo de asfalto cuesta $1.040, y si se importara su costo estaría por encima de los $ 2.000, ya que para transportarlo se requerirían embarcaciones con temperaturas muy altas, lo que encarecería el valor del producto final.

Benavides indicó que con el uso de asfalto de mayor calidad el mantenimiento de las carreteras 4G, durante los 25 años que duran las concesiones, que hoy está calculado en $15,4 billones, se reduciría por la duración de la carpeta asfáltica.

 

 

[email protected]

@jairochacong

Temas relacionados