‘Apretón’ de impuestos en Francia para recortar el déficit

Este año se esperan recaudar 7.200 millones de euros adicionales. Ricos, los más afectados.

Mientras que Italia reportó el miercoles uno de sus peores registros de déficit público -8% del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre del año-, el gobierno francés anunció un incremento en la tributación para ajustar su balance deficitario en medio de tiempos de crisis.

El Tribunal de Cuentas de Francia había advertido que la economía estaba en peligro. Ante esta señal de alerta, el primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, anunció que las arcas de su país necesitan de ahorros adicionales este año que ascienden a 7.200 millones de euros y que se lograrán aumentando el recaudo tributario. En 2013, las necesidades ascenderían a 33.000 millones de euros.

Por ahora, para lograr un déficit del 4,5% del PIB al cierre de este año, el gobierno francés pretende recaudar dinero, en su gran mayoría, de la remoción de exenciones tributarias a quienes tienen altos ingresos. Esto va en contra de las reformas hechas por el expresidente Nicolás Sarkozy.

Para equilibrar las cosas, el IVA no se va a incrementar como estaba previsto desde septiembre próximo. Asimismo, las compañías francesas tendrán la responsabilidad de poner el 47% del dinero que requiere el fisco. Sumado a esto, el primer ministro francés anunció que se impondrá un tributo de 3% sobre dividendos que reciban los accionistas de las compañías que cotizan en el mercado bursátil.

El gobierno francés también anunció que de su gasto congelará 1.500 millones de euros para cumplir las metas de déficit aunque no ha reconocido recortes precisos sobre reducción de empleos públicos.

Manuel Valls, ministro francés del interior, recalcó que la economía francesa sólo crecerá un 0,3% al cierre de este año, en lugar del 0,7% que era la estimación inicial hecha por el gobierno. Sin embargo en 2013, se estima una expansión de 1,2% en el PIB (la proyección anterior era de 1,7%).

 

últimas noticias