Para aprobar adición presupuestal, congresistas desnudan peticiones

Con la iniciativa del Gobierno, el presupuesto de 2013 se elevaría a $188,9 billones.

Pese a que falta designar ponentes en la Cámara de Representantes, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, inició la presentación del proyecto de adición presupuestal por 3,4 billones de pesos en las comisiones económicas del Congreso.

De aprobarse la solicitud del Gobierno, el presupuesto General para este año pasará de 185,5 billones de pesos a 188,9 billones de pesos.

Al iniciarse el estudio del proyecto, los congresistas dejaron conocer sus intenciones sobre pedidos de inversiones para sus regiones. El pliego de peticiones contempla solicitudes de mayores recursos para vivienda urbana y rural, vías terciarias, caficultura, agro, gas y electrificación rural.

El ministro de Hacienda escuchó las inquietudes de los congresistas interesados en que de esos 3,4 billones de pesos algunos recursos se vayan para sus regiones.

De acuerdo con el proyecto presentado por el Gobierno del presidente Santos, las modificaciones presupuestales comprenden incorporaciones al Presupuesto de recursos por 3,5 billones de pesos, reducciones por 146 mil millones de pesos y traslados por 2,6 billones de pesos para un valor neto de 3,4 billones de pesos.

De aprobarse esta propuesta, el total del Presupuesto General para 2013 será de 188,9 billones de pesos.

Varios parlamentarios consideraron que la inclusión de subsidios para varios sectores agrarios se abre una 'caja de Pandora' que puede generar una carga fiscal de proporciones. Remarcan que el problema de la agricultura es estructural y no coyuntural. El congresista Rodrigo Villalba advirtió que el próximo proceso electoral pasará por el sector agropecuario.

La 'lista de mercado', como lo llamó un congresista, se conocerá durante las discusiones previas a la aprobación del proyecto que se espera salga de las comisiones en la próxima semana. Sorteando la suerte en las plenarias, la iniciativa puede convertirse en ley antes de concluir la presente legislatura.

El parlamentario Antonio Guerra de la Espriella le advirtió al ministro de Hacienda que la distribución asistencialista para los cafeteros está creando antipatía en el Congreso debido a que hay otros sectores que también requieren ayuda para su desarrollo.

Igual, durante el estudio del proyecto de adición presupuestal por 3,4 billones de pesos se continuó escuchando las peticiones de los congresistas presentes en el recinto. Cada intervención significaba una petición por mayores recursos de esos 3,4 billones de pesos contemplados.