Apuestas en línea son ilegales en el país

Son 7 casos en los que se comprobó que hay colombianos apostando en línea.

El boom de internet, que tanto ha beneficiado la inclusión laboral, la educación digital de jóvenes y adultos, la penetración de los servicios financieros en los lugares más apartados del país y que sacó del aislamiento a muchos municipios, también se convirtió en uno de los canales de comunicación que mayores retos le inyectan al negocio de juegos de suerte y azar en el país.

Rodrigo Vélez Jara, presidente de la empresa industrial y comercial del estado administradora del monopolio rentístico de los juegos de suerte y azar, Coljuegos, denunció que desde la entidad “hemos detectado varios casos de juegos de suerte y azar en línea, a través de diferentes dispositivos de transmisión, que no están autorizados por el Estado”.

Dejó claro que, “de hecho, son unos 6 o 7 casos de sitios de internet donde efectivamente comprobamos que se apuesta dinero, y por eso estamos creando una nueva institucionalidad para los juegos en línea, porque es un elemento que no estaba rigiendo en la normatividad”.

Un tema que tiene varios puntos por definir, pues cuando se tiene un permiso entregado por Coljuegos, “se tiene acceso a una renta que va a parar a la salud de los colombianos. También hay que ver el tema desde los usuarios. Lo que pasa en ese caso es que la persona está apostando en un lugar que no tiene autorización, entonces esa persona está desprotegida, porque si resulta ganador de un premio, es un riesgo que de pronto no le van a pagar. No hay forma de validar la transparencia del juego”.

Y aunque no se quiso revelar los nombres de las páginas porque son motivo de investigación, lo que sí se supo es que todas son internacionales que reciben las apuestas desde Colombia. “Entendemos que es un público importante de jóvenes que están haciendo esto en el país y no saben que es ilegal”, apunta Vélez.

Aclara que lo que está buscando el Gobierno es reglamentar cuáles son los medios de pago idóneos para ese tipo de apuestas y encontrar la forma en la que se pueda hacer un bloqueo a la población menor. Por lo pronto, lo único que se podría hacer es un bloqueo de direcciones IP, pues tampoco se ha podido medir la cuantía que estaría dejando de recibir la salud de los colombianos a causa de estas apuestas en línea.

 

últimas noticias