Arrancó la vivienda para los más pobres

En diciembre del próximo año deberán estar listas las primeras 3.396 viviendas para los más pobres de Cartagena.

El ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras. / El Espectador
El ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras. / El Espectador

Con la firma de dos contratos de construcción entre el Gobierno y el consorcio Villas de Aranjuez y la Unión Temporal Bicentenario, de la cual hace parte la Fundación Julio Mario Santo Domingo, arrancó en la capital de Bolívar el proceso para dotar a los más pobres del país con 100.000 viviendas de interés prioritario.

Así lo anunció el ministro de Vivienda y Medio Ambiente, Germán Vargas Lleras, al oficializar la iniciación del proceso.

“Estos son los primeros contratos que suscribimos y aquí comienza la firmatón por el país. Este hecho nos enorgullece y nos hace confiar en el éxito de nuestro programa de vivienda gratuita. La seriedad de las empresas a las cuales hoy adjudicamos la construcción de más de 3.000 viviendas es un cambio en la ejecución de los proyectos”, dijo Vargas Lleras.

El funcionario explicó que el proyecto se construirá en un terreno de 42.000 metros cuadrados, donde las casas estarán acompañadas de escuelas, colegios, parques y zonas de recreación. Para la ejecución de esta iniciativa se destinarán cerca de $100.000 millones, recursos que inicialmente pondrá el constructor.

“El Gobierno pagará las casas una vez sean entregadas”, explicó el ministro Vargas, y señaló que cada vivienda tendrá 40 metros cuadrados de área.

Con este proyecto no sólo se entregará vivienda a más de 3.000 personas pobres, sino que se generarán más de 1.500 empleos directos y unos 5.000 indirectos.

Entretanto, en Valledupar se firmó un contrato para la construcción de 1.600 casas, de las 2.797 que le fueron asignadas a la capital vallenata. Las viviendas estarán ubicadas al suroccidente de la ciudad y serán construidas por el consorcio Nando Marín, compuesto por las firmas MS Construcciones S.A. y Prabyc.

Durante su ejecución se generarán 800 empleos directos y 2.400 indirectos. Los hogares para los damnificados por la segunda ola invernal y las personas localizadas en zonas de alto riesgo tendrán prioridad.

 

Temas relacionados