Colombia, una joya turística

El arribo de viajeros al país creció 4,3% con respecto al mismo período de 2011.

En un informe realizado por el Business Research and Economic Advisors, Colombia ocupa el segundo lugar en la lista de países con mejor oferta y variedad para los clientes de cruceros.
En un informe realizado por el Business Research and Economic Advisors, Colombia ocupa el segundo lugar en la lista de países con mejor oferta y variedad para los clientes de cruceros.

Tal vez usted esté de acuerdo con Pablo Príes, experto en turismo de lujo, cuando dice que hoy es más fácil viajar y conocer nuevos destinos que hace un par de décadas. Para él, la facilidad en el acceso a créditos, el crecimiento del sector aéreo, la frecuencia de sus operaciones y el aumento de las ofertas turísticas son las razones por las que “las personas aprovechan esto, así lo paguen a 36 cuotas. Esta industria es la más grande del mundo y genera más divisas que el petróleo”. Pero es precisamente la tendencia “de lujo” la que se está imponiendo con mayor fuerza y, aunque en el país aún es naciente, ya es común encontrarse con pequeños hoteles boutique que transforman lentamente la concepción del turismo tradicional.

“Un turista de lujo puede gastar diez veces más que uno común, es decir, casi US$300 diarios. Entre el 2 y 3% de la población mundial consume este tipo de planes”, asegura Príes sobre el perfil de un viajero que paga clase business, quien consume gastronomía local, está interesado en conocer la cultura del lugar que visita, siempre quiere llevarse un recuerdo, gasta en aeropuertos, toma excursiones y, sobre todo, le gusta ser bien atendido. “Esa es la razón por la que van a hoteles boutique, donde les brindan servicios personalizados y distinción de gustos. Quieren sentirse como en su casa y eso no pasa en una gran cadena hotelera”, agrega.

“Suramérica lidera el crecimiento hotelero en el mundo. Hay más de 300 proyectos simultáneos de este tipo en toda la región y esa es una cifra sin precedentes”, explica el experto, mientras asegura que Colombia se encuentra dentro de los países que sobresalen por su mercado turístico: “Sólo es comparable con Perú, Brasil y, en menor medida, Chile y Argentina”.

Esta situación se debe a un aumento en la llegada de turistas e inversionistas que ven un territorio biodiverso que le ha invertido a la seguridad y con un gran potencial de crecimiento económico. Según Proexport, hasta julio de 2012 el arribo de viajeros creció 4,3% con respecto al mismo período de 2011, con un total de 961.895 extranjeros frente a 922.323 del año pasado, en su mayoría provenientes de Estados Unidos, Venezuela, Ecuador, Argentina, Brasil y España.

Por su parte, Paula Cortés, presidenta de Anato (Asociación Nacional de Agencias de Viaje y Turismo), recalca que el impacto económico de este sector en el país representó US$2.201 millones en 2011, mientras en el mundo la suma ascendió a US$1 billón. “Venimos preparándonos desde hace 10 años para ser un destino de clase mundial. El mejoramiento de la infraestructura y de la oferta a través de productos competitivos, políticas gubernamentales y el trabajo entre los sectores público y privado, han empezado a posicionarnos”.

Ciudades como Cartagena, Pereira y Bogotá ofrecen el mayor número de posibilidades para el viajero exclusivo, pero es la primera el destino preferido por los visitantes gracias a su legado patrimonial. Sin embargo, Príes menciona que hay sitios que podrían tener mayor proyección como destinos turísticos, diciendo que “es una lástima que una ciudad como Medellín siempre se muestre como una plataforma corporativa, o que lugares como el Eje Cafetero y Cali no impulsen lo suficiente sus encantos. Hay que ofrecer productos hechos a la medida de los clientes de lujo”.

Una nueva tendencia que empieza a mostrarse ante los ojos del mundo es la capacidad del país en la oferta de cruceros. Según un estudio de Business Research and Economic Advisors, Colombia se encuentra entre los 21 puntos predilectos del Caribe, lo que generó ingresos por US$33,4 millones entre 2011 y lo corrido de 2012, y US$6,1 millones por compras de las líneas operadoras de las embarcaciones. Este análisis reveló que el gasto promedio de este tipo de viajero en tierras nacionales es de US$98,8, para la adquisición de relojes y joyería, excursiones, ropa y gastronomía.

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, en sus registros, cuenta que el país recibió 262.555 pasajeros marítimos entre 2011 y 2012, con un total de 172 arribos. Y, con proyecciones contundentes, espera otros 188 para la próxima (16 más que en la anterior). Compañías como Disney Cruise y Kristina Cruises planean atracar en Cartagena de Indias.

La presidenta de Anato coincide con Príes al decir que la educación cívica, el bilingüismo, la capacitación para la prestación de servicios, la inversión en infraestructura y en conectividad aérea y terrestre, son los puntos neurálgicos en los que debe trabajar el país para convertirse en un destino turístico importante, no sólo para la región, sino para el mundo.

385338

2012-11-05T21:00:00-05:00

article

2013-11-05T23:41:27-05:00

none

Laura Villamil Barrera

Economía

Colombia, una joya turística

30

4818

4848